Arsène Wenger

Las claves de la final

El Barcelona estará capacitado para tomar el control del juego y dominar al Manchester en el centro del campo. Hasta ahora, no ha habido ningún equipo capaz de arrebatarles la pelota a los azulgrana. De hecho, ya sabemos que el porcentaje de posesión de balón debería rondar sobre el 65% a favor del Barcelona. Lo que cabe ahora preguntarse es, ¿cómo gestionará el Manchester ese 35%? ¿Serán eficientes? Estoy convencido de que lo serán. Ellos han demostrado durante la presente temporada que sus delanteros son realmente eficientes. Esto es por lo que creo que será un partido muy abierto, no sólo para estrellas.

Estamos obligados a hablar también de la experiencia del Manchester United, simbolizada en los 37 años de Ryan Giggs, y que podría marcar la diferencia para esta final en Wembley. No creo que sea decisivo, ya que la mayoría de los jugadores del Barcelons ya han ganado la Liga de Campeones hace dos años y forman parte de la columna vertebral de la selección española que ganó el Mundial y la Eurocopa  Por otra parte, el Barcelona acaba de pasar por cuatro 'Clásicos' hace un mes, lo que indica una carga emocional enorme antes de la final de la Liga de Campeones. La plantilla del Barcelona ha demostrado que sabe trabajar bajo presión.

En la final de 2009, Ferguson intentó imponer su juego sobre el campo. Fue un fracaso, ya que la superioridad técnica del Barcelona dio el título a loes españoles. Como consecuencia de ello, creo que Ferguson va a poner en práctica una táctica diferente este año. Él intentará  poner todo su poderío físico en el centro del campo y pedir una mayor presión y agresividad al jugador que tenga la pelota.

Una vez más, en esta final también tendrán un papel clave los jugadores más importantes de ambos equipos. Los dos equipos cuentan con futbolistas de calidad para desbloquear cualquier tipo de situación. En este tipo de partidos, un momento de brillantez de uno de esos jugadores puede marcar la diferencia. Será claramente el partido de Messi o de Rooney. Podemos asumir que de la importancia de uno de estos jugadores saldrá el equipo que acabe levantando el título.

Otra clave para este partido será el rendimiento de la pareja Rio Ferdinand / Nemanja Vidic. Ellos son unos excelentes defensores.  Si el partido lleva a un duelo con mucho contacto, ellos tomarán ventaja al tener un poderío físico incontestable. Sin embargo, si Leo Messi  coge el protagonismo la cosa cambia. Se trata de un jugador que no buscará el contacto durante la final. Messi es un delantero poco habitual, tiene una gran libertad en el campo de juego que le permite jugar volcado a un lado o en la punta del ataque. Corresponde a la táctica del Barcelona que consiste en fijar a su lateral mientras los centrales no tienen nadie a quien marcar. Entonces, el balón fluirá con mayor rapidez. El centro del campo del United necesitará controlar la situación para que Messi no reciba cómodo entre líneas.

Últimos posts

Blogs destacados