Arsène Wenger

La marcha de Van Persie es inexplicable

Robin Van Persie es el tipo de jugador que rara vez se encuentra en la vida, es una excepción en la propia definición de la palabra. Tiene lo que todo entrenador sueña tener en un solo jugador: Es inteligente, elegante, listo en sus movimientos, tiene instinto asesino y permanece concentrado durante 90 minutos.

Tiene un profundo amor por el fútbol. Observa los partidos en su casa y lo analiza todo. Es muy raro encontrar un jugador que tenga esa búsqueda de la perfección unida al talento y la clase. Es afortunado. Pasó ocho temporadas conmigo y nunca dejó de mejorar. Jamás podríamos haber imaginado que se convertiría en el jugador que es ahora mismo. Duele verle con otra camiseta cuando ha llegado a su mejor nivel.

No es difícil de entrenar porque es un 'ultra-profesional'. Está en casa todas las noches. Si le llamas a las 10 de la noche te va a coger el teléfono, porque estará viendo algún partido o preparándose para otro. Por eso es muy fácil trabajar con él. Puedes tener un punto de vista distinto sobre algo, y como es de carácter fuerte, se expresa como los holandeses cuando hablan de fútbol. Pero es fácil discutir las cosas con él, porque quiere hacer cada movimiento de forma perfecta.

Ahora se ha ido. No le pida a los aficionados que lo entiendan porque es incomprensible. Ni siquiera yo lo entiendo, y estoy en el centro de todas las decisiones. Hay que lidiar con ello, así es la vida. Estamos aquí para ayudar a la gente a expresar sus talentos. Un entrenador debe tener una influencia positiva en las vidas de sus jugadores.

Yo hubiera preferido que Van Persie hubiese firmado por un equipo extranjero, con el fin de evitar jugar contra él varias veces por temporada; pero es un gran reto para nosotros demostrar que podemos existir sin él, que podemos lograr objetivos, jugar bien y sobrevivir a todo.

Van Persie y Rooney lo tienen todo para jugar juntos. A veces, los grandes goleadores no encajan, pero si uno analiza las habilidades técnicas de la pareja sobre el campo se da cuenta de que puede funcionar. Requerirá algo de comprensión, de la técnica y del punto de vista personal, pero sus éxitos independientes aumentará el vínculo entre ambos. Si ese vínculo existe y los dos consiguen hacer goles, va a ser una pareja muy, muy fuerte.

Últimos posts

Blogs destacados