Un espía en Londres 2012

El medallista ciego al que le explotó una bomba en Afganistán

Bradley-SnyderJusto un año después de perder la vista al ser víctima de una bomba en Afganistán, el exmarine estadounidense Bradley Snyder consiguió un objetivo que no se podía ni imaginar 365 antes: subir al podio de Londres 2012 en los 50 y 100 metros estilo libre.

El 6 de septiembre de 2011, Snyder servía al cuerpo de marines de Estados Unidos cuando fue víctima de una bomba casera mientras intentaba socorrer a algunos compañeros que habían sido heridos por otra explosión.

Además de dejarlo totalmente invidente, el atentado le provocó graves laceraciones en el rostro así como un tímpano totalmente destrozado por lo que tuvo que permanecer durante tres semanas en curas intensivas y otras cinco de recuperación en Florida (Estados Unidos).

Sin embargo, las secuelas físicas, a parte de la ceguera, no eran muy graves por lo que muy pronto se lanzó a la piscina, deporte que ya conocía de su época en el ejército donde era el capitán del equipo de natación y que le permitió recuperar la confianza en sí mismo mientras se adaptaba a su nueva vida a oscuras.

Su progresión fue meteórica y en junio de 2012 consiguió una plaza para participar en los Juegos Paralímpicos de Londres solo nueve meses después de su accidente.

Bradley Snyder

"En el ejército te enseñan muchas virtudes que te preparan para el éxito. Iniciativa, responsabilidad, dedicación y organización. Toda mi carrera militar se basó en la idea de superar cualquier meta que se me pusiera delante. La ceguera ha sido solo un nuevo reto que vencer", aseguró el nadador.

Un reto que superó con creces, al menos en el terreno deportivo, después de proclamarse campeón paralímpico el pasado viernes en la disciplina de 100 metros estilo libre y medalla de plata en 50 metros estilo libre el sábado.

Blog: Un espía en Londres 2012

Blogs destacados