Un espía en Londres 2012

El ombligo de Ghribi desata la polémica en Túnez

Habiba Ghribi pasó a la historia en los Juegos Olímpicos de Londres al convertirse en la primera mujer tunecina en lograr una medalla olímpica. Sin embargo, la plata lograda en la prueba de los 3.000 metros obstáculos le han ocasionado más quebraderos de cabeza que alegrías en su país natal.

Habiba Ghribi llegando a meta en los Juegos de Londres

Y todo porque el sector más conservador de Túnez no aceptan que Ghribi, de 28 años, disputase la prueba con la ropa deportiva habitual del resto de atletas, dejando ver su ya 'polémico' ombligo así como su abdomen, piernas y brazos al desnudo. Hay quien incluso ha llegado a decir que era "ropa interior" o que "Túnez no necesita mujeres que corran desnudas".

Ella, ajena a lo que se le venía encima, dedicó sobre la pista del Estadio Olímpico de Londres el triunfo "al pueblo tunecino, para las mujeres tunecinas, para el nuevo Túnez", lo que se ha interpretado claramente como un guiño ante el temor de que la igualdad de sexos se esfume en su país.

[Te puede interesar: El secreto que le ocultaron a una estrella china]

No hay que olvidar que Túnez ha sido uno de los países árabes en los que los derechos de las mujeres han estado más resguardados por el marco legal, especialmente desde que se aprobó el Código de Estatuto Personal el 13 de agosto de 1956.  Pero esto parece que está más en peligro que nunca, ya que los islamistas del partido Ennahda, quienes ganaron las elecciones tras la revolución del año pasado, están decididos a imponer la sharía (ley musulmana) y por tanto que la mujer pase a ser considerada "complementaria" del hombre, pero no igual.

Habiba Ghribi celebra su medalla de plata

Por desgracia, los insultos contra Ghribi no sorprenden, otras atletas árabes han sido igualmente insultadas. A la saudí Wojdan Shaherkani, que compitió en la prueba de judo, la llamaron "prostituta" y a la afgana Tahmina Kohistani, también atleta, la calificaron de "vergüenza nacional". Sin embargo, la polémica por el traje de Ghribi se distingue porque ha exacerbado el debate sobre la igualdad de género en Túnez, un tema álgido en el país que vio nacer la Primavera Árabe y esto es algo que parecía superado en Túnez, ya que en los pasados Juegos Olímpicos de Londres había sido protagonista al convertirse en el primer país árabe de la historia en llevar una delegación olímpica presidida por una mujer, la ex campeona de natación Rim Zoaui.

Blog: Un espía en Londres 2012

Blogs destacados