Un espía en Londres 2012

Esther Vergeer, la reina del tenis en silla de ruedas

esthervergeerblogEn el mundo del tenis, muchos se han ganado la fama de leyenda a costa de victorias épicas, récords y sobre todo, títulos. Desde Bjorg Borg a Pete Sampras, de Steffi Graf a Serena Williams; son muchos los que se han ganado un lugar entre los grandes de la historia del 'deporte blanco', pero aunque no disfrute de todo el impacto mediático que merece, Esther Vergeer puede ser considera como la mejor de todos los tiempos. O por lo menos así lo demuestran sus números.

Para muchos no será conocida por no salir en portadas de revistas ni acaparar miradas en Wimbledon, Australia, Roland Garros o Estados Unidos como Roger Federer o Rafa Nadal, pero esta tenista holandesa ostenta un récord casi imposible de batir. Vergeer logró en los Juegos Paralímpicos de Londres 2012 su victoria consecutiva número 470 y, por supuesto, la medalla de oro.

Vergeer nació para ser una destacada dentro del deporte a pesar de que cuando tenía 8 años, un error médico durante una operación alrededor de la médula espinal la dejó parapléjica. Pero eso no impidió que practicase varios deportes a un altísimo nivel en silla de ruedas durante su rehabilitación. La holandesa, que es la número uno del mundo desde el 6 de abril de 1999, jugó para su país y fue parte del equipo que ganó el Europeo de baloncesto en 1997.

Esther Vergeer mezcló el baloncesto y tenis, pero finalmente se decidió por el 'deporte blanco', en el que debutó en 1996 y se dedicó a tiempo completo en 1998. ¡Y vaya que eligió bien! La oriunda de Woerden goza de un palmarés que la hacen la deportista más dominante del planeta.

A su racha de 470 victorias consecutivas (no pierde desde 2003), hay que añadirle un palmarés inigualable que se divide en 163 títulos de 'singles' y 135 en dobles. En Londres 2012, Vergeer no cedió un solo set en sencillos y ganó la presea dorada por cuarta vez consecutiva (también ganó en dobles). En cuanto a Grand Slams, Esther Vergeer ostenta un rendimiento perfecto, ya que ha ganado las 26 finales que ha jugado desde 2002, mientras que en dobles alzó el trofeo en 26 de 30 ocasiones posibles. Una máquina.

Si bien Esther Vergeer admitió tras la victoria en los Juegos de Londres que no sabe si participará en Río 2016, su próximo reto será alargar su cadena de triunfos. Con 86 victorias consecutivas más, la holandesa se convertirá en la más dominante de cualquier deporte, ya que pasaría los 555 triunfos de Jahangir Khan, jugador de squash de las décadas del 80' y 90'. Con 31 años, Vergeer tiene la última palabra.

Otros post que no puedes perderte:

El medallista al que le explotó una bomba en la cara

Los verdaderos desconocidos de los Juegos Paralímpicos

Blog: Un espía en Londres 2012

Blogs destacados