Un espía en Londres 2012

Medalla de oro… ¡embarazada!

En una entrevista concedida en el programa "Today" del canal norteamericano NBC, la jugadora estadounidense de voley playa Kerri Walsh-Jennings, ha desvelado que estaba embarazada mientras competía en los Juegos Olímpicos de Londres.

La pareja estadounidense de voley playa, considerada por muchos analistas como "la mejor que haya existido", y que forman Misty May-Trainor y Kerry Walsh-Jennings, ha vuelto a ser noticia dos meses después de concluidos los Juegos Olímpicos de Londres, donde conquistaron la medalla de oro de la especialidad por tercera cita olímpica consecutiva.

Kerry Walsh desveló en la entrevista a la NBC que estaba embarazada de cinco semanas mientras competía sin que ella misma lo supiera. El único síntoma que le hacía sospechar su estado era, según aseguró, que "estaba de muy mal humor".

Su compañera Misty May compartía esa misma sospecha. May relató que ante sus enfados bromeaba con Walsh diciéndola: "Es probable que estés embarazada", mientras reconocía creer "que se debía al estrés de los juegos o a los cambios horarios".

Bebé a la vista

Mientras tanto Kerry Walsh dice estar feliz previendo que su bebé nacerá el próximo mes de abril, el que será además su tercer hijo junto a su marido Casey Jennings, con quien contrajo matrimonio hace siete años.

Se da la curiosa circunstancia de que tras conquistar el tercer oro en los pasados Juegos de Londres su compañera  May-Treanor decidió retirarse porque quería "ser madre y compartir más tiempo con mi familia; los atletas tenemos que sacrificar muchos aspectos de la vida personal".

En cambio Kerry Walsh ha anunciado ya que pretende seguir en activo y alcanzar la próxima cita olímpica de Río de Janeiro. Eso sí, espera que libre de repetir su actual estado. "Los dos primeros embarazos fueron bastante fáciles, pero con este, estoy harta todos los días. Tengo un acné impresionante, náuseas… Me siento diferente", confesaba durante la entrevista que sorprendió a propios y extraños al demostrar que su embarazo no fue óbice alguno para el excelente nivel de competición mostrado en la durísima competición olímpica.

Blog: Un espía en Londres 2012

Blogs destacados