Un espía en Londres 2012

¿Se mean los nadadores en la piscina?

PiscinaBLOGLa exnadadora estadounidense Carly Geehr ha arrojado luz en 'Quora' sobre uno de los secretos mejor guardados del deporte: "Casi el 100% de los nadadores de élite lo hacen. Unos lo niegan, otros lo confiesan con orgullo, pero todos lo hacen", confesó. Tampoco escatimó en detalles:

"El único momento durante una prueba es durante la salida de la prueba de braza, ya que pasa el tiempo suficiente como para hacerlo si lo necesitas. El resto del tiempo estás demasiado tenso y ocupado como para pensar siquiera en hacer pis.

Antes de la salida es el mejor momento, aunque depende del color de la piscina. Siempre intentas hacer pis antes de nadar, pero a veces tu cuerpo desafía a la lógica y encuentra el modo de llenar tu vejiga para fastidiarte. La adrenalina y los nervios hacen estragos en el sistema, y conozco a muchos nadadores que, independientemente de la planificación previa, siempre tienen que hacer pis justo antes de la carrera.

¿Qué haces si estás desesperado? Muchas veces bebes un poco antes de salir a la piscina, por lo que tienes algo de líquido extra en el cuerpo y la piscina te ofrece una oportunidad interesante.

Durante el calentamiento es cuando hay total libertad. Como nadador, simplemente tienes que aceptar que estás nadando entre pis. Yo tenía un compañero que se sentaba en la pared y lo proclamaba: '¡Estoy meando!'. Era desagradable, pero al menos avisaba. Estoy seguro de que he nadado detrás de gente que lo hacía sin decir nada.

Sobre la captura de las cámaras submarinas, no hay manera de que pueda verse. La única forma de saber si alguien ha orinado en la piscina es que lo confiese. Se expande muy rápido, y más todavía si te estás moviendo".

[RELACIONADO: Jaleo por un pecho al agua]

Un estudio reciente del Consejo del Agua y la Salud (Water and Health Council) mostró que uno de cada cinco adultos admiten mearse en la piscina, pero no hicieron un estudio aparte con los atletas olímpicos. El Center of Disease Control (Centro de Control de Enfermedades) siempre ha fomentado las prácticas pre-natación como las duchas, para reducir el riesgo de transmisión de enfermedades y de irritación de la piel.

"La ducha antes de nada elimina el sudor, los cosméticos y la orina, que se pueden mezclar con el cloro y crear irritantes en el agua de la piscina" manifestó a la CBS Michele Hlavsa, jefa del Programa de Natación Saludable del CDC. "Son estos irritantes, y no el cloro, los que hacen que se nos pongan los ojos rojos cuando nadamos, y los culpables del potente olor a sustancias químicas en algunas piscinas", concluyó.

Más entradas en 'Un espía en Londres 2012':

Mireia Belmonte cambiará de deporte por una promesa

Un remero australiano la lía después de emborracharse

Blog: Un espía en Londres 2012

Blogs destacados