Un espía en Londres 2012

¿Sirven para algo las cintas Kinesio?

¿Remedio milagroso para la prevención de lesiones o un simple placebo? Las cintas Kinesio -bandas de esparadrapos de colores cada vez más frecuentes entre los deportistas de élite- suscitan mucha controversia al respecto.

En Pekín ya empezaban a verse, y en los Juegos Olímpicos de Londres se han convertido en parte indispensable de la indumentaria para muchos deportistas. Pero una pregunta flota en el aire: ¿Realmente funcionan?

La cinta Kinesio es una cinta adhesiva desarrollada por un médico japonés durante más de 30 años, diseñada para reforzar los músculos y las articulaciones sin restringir el movimiento. Según su página web, deben ser usadas con técnicas especiales, por lo que los profesionales necesitan hacer un curso para aprender a utilizarlas correctamente. En Gran Bretaña hay más de 4.000 personas entrenadas en 'el arte de las cintas Kinesio', y muchos de ellos son los encargados de cuidar a los deportistas de élite del país.

Sin embargo, y dada la ubicuidad de sus cintas en las pistas y los campos, la investigación científica rigurosa de las cintas Kinesio es escasa. De hecho, varios estudios e investigaciones al respecto sugieren que su capacidad para aliviar el dolor o mejorar la fuerza muscular es limitada.

"La cinta Kinesio puede servir de ayuda a los médicos para mejorar el paliar el dolor en movimiento de pacientes con lesiones en el hombro", según un estudio científico del Diario de Ortopedia y Fisioterapia Deportiva. Sin embargo, agregaron que sus hallazgos no apoyan el uso de la cinta para disminuir la intensidad del dolor o la discapacidad en pacientes con problemas de hombro.

[RELACIONADO: De ganar el oro... directo al McDonald's]

Además, en una reciente revisión de todos los estudios publicados al respecto en la revista Sports Medicine, los investigadores dedujeron que las cintas Kinesio apenas encontraron pruebas cualitativas de que las cintas Kinesio supongan una mejora respecto a otros tipos de vendaje elástico en el tratamiento o la prevención de lesiones deportivas.

Kevin Anderson, director general de Kinesio en el Rein0 Unido, que suministra la cinta en Gran Bretaña y entrena a la gente sobre su modo de aplicación, dice que la investigación científica todavía tiene que ponerse al día sobre lo que atletas y fisioterapeutas dicen acerca de los beneficios de la cinta. "Se necesita mucha más investigación para confirmar los resultados positivos que estamos viendo hasta ahora", aseguró a Reuters.

"No hay nada mágico en la cinta, no va a mejorar tu rendimiento ni a convertirte en Superman; pero el modo en el que la gente usa la cinta para estirar la piel reduce la presión y ayuda a aliviar el dolor y la hinchazón".

La jugadora alemana de voley playa Sara Goller lucía dos largas tiras de color rosa en su hombro derecho, mientras que su compañera Laura Ludwig tenía dos franjas azules verticales en el estómago. "No me importa el color, se trata de lo que hace. Se puede liberar o poner tensión en un músculo, depende de lo que quieras. Nuestro fisio es realmente bueno haciéndolo", declaró Goller.

Sin embargo, John Brewer, profesor de ciencias del deporte en la Universidad de Bedfordshire, sigue teniendo dudas al respecto. "Como científico, no estoy convencido de los mecanismos subyacentes", dijo, expresando su escepticismo sobre el efecto reafirmante de la cinta y su habilidad aplicada a la piel para mejorar el rendimiento muscular.

Por su parte, Steve Harridge, profesor de fisiología humana y aplicada en el King's College de Londres, dijo que parecía que muchos atletas llevaban la cinta sin tener ninguna lesión, posiblemente con la esperanza de que actuase de efecto preventivo o que supusiese una mejora. "Puede ser un accesorio de moda, una moda de esas que vienen de vez en cuando, pero que yo sepa no hay evidencia científica firme que sugiera que mejora el rendimiento muscular", aseguró.

Eso sí, ambos científicos coincidieron en que pueden aportar un beneficio en forma de efecto placebo. "El hecho de que los atletas crean que les va a aportar algo bueno les puede ayudar a nivel psicológico", manifestó Harridge. Además, Brewer cree que "un placebo efectivo puede marcar la diferencia entre el éxito y el fracaso".

Más entradas de 'Un espía en Londres 2012':

Abandona los Juegos porque su novio es neonazi.

Shin A Lam rechaza la medalla de la vergüenza.

Blog: Un espía en Londres 2012

Blogs destacados