Un espía en Londres 2012

Un remero australiano la lía después de emborracharse

El remero australiano Joshua Booth, sexto en la final del pasado miércoles con su equipo nacional, ha sido detenido por la policía británica por dañar supuestamente la ventana de una tienda después de una noche de alcohol y de excesos.

El deportista, de 21 años, también sufrió heridas leves cuando se desmayó mientras estaba bajo custodia policial, explicó el jefe de la delegación australiana, Nick Green. "No conozco todos los detalles, la investigación lo dirá, pero pudieron existir problemas con el alcohol", reconoció Green.

Además, el jefe de la delegación de Australia explicó que había recibido una llamada en la que le dijeron que Booth había sido detenido por la policía y luego llevado al hospital para realizarle exámenes médicos. "Se golpeó la cabeza en la comisaría de policía y fue llevado al hospital por precaución. Ahora está de vuelta en la villa de remo", confirmó.

Por otra parte, el dirigente australiano destacó que no le han impuesto cargos, pero la policía continuará la investigación y el remero podría tener que volver a la comisaría. "No puedo hacer más comentarios. Se trata de una investigación en curso y permitiré que la investigación se complete", agregó el australiano.

Otros entregas de Un Espía en Londres 2012

Shin Lam rechaza la medalla de la vergüenza

Jaleo por un pecho al agua

La celebración más tierna de los Juegos

Blog: Un espía en Londres 2012

Blogs destacados