Chorreo Digital

Ausente porque su perro se comió el pasaporte

El joven jugador de rugby Jason Tovey no pudo asistir a un importante partido de su equipo, el Cardiff Blues, en la ciudad francesa de Toulon por una de los más grotescos motivos que ha dado el mundo del deporte en los últimos años.
El jugador galés tenía todo previsto para acudir al aeropuerto y encontrarse junto al resto de integrantes del equipo cuando, a punto de guardarse el pasaporte, comprobó con horror el lamentable estado en que el documento se encontraba. Su perro la había emprendido con el pasaporte para devorarlo y el resultado fue que tras masticarlo repetidamente aparecía parcialmente deshecho y, aun peor, inutilizable. Tovey supo entonces que no podría presentarse así al aeropuerto. No pasaría el control de seguridad.
Como resultado el jugador, recién incorporado al Cardiff el pasado mes de marzo, no pudo presentarse al partido ante el Toulon del célebre Johnny Wilkinson en la Copa Heineken europea. En resumen, lo que sería una falta grave si no estaba suficientemente justificada.
El propio Tovey ha reconocido que Buster, como se llama su mascota, tiene especial querencia por morderle calcetines y zapatos. Pero esta vez el cachorro de raza labrador fue más allá. “Siempre está masticando cosas, sobretodo mis medias y el calzado. En cuanto vi el pasaporte pensé que jamás podría pasar la seguridad del aeropuerto con él”, confesaba el jugador poco después de publicar en su cuenta personal de Twitter una fotografía del pasaporte y un comentario. "Se cree tan gracioso...", en referencia al perro.
Tovey terminó reconociendo a la BBC que tuvo miedo de contarle la verdad al entrenador porque no pensaba "que fuera a creerlo". Pero tanto el entrenador como el equipo han asumido lo ocurrido como un gaje justificado no exento de gracia, motivo por el que el joven jugador, de 23 años, será a buen seguro objeto de futuras chanzas en el vestuario por parte de sus compañeros.

Últimos posts

Blogs destacados

Blogs destacados