Chorreo Digital

Una espectadora marca el gol decisivo

Parece un cuento de hadas futbolístico, pero es una historia real. Sarah Crilly cumplió la fantasía de cualquier aficionado: Ser escogida entre el público para saltar al campo y acabar marcando el gol decisivo.

La jugadora de 20 años cumplió este sueño cuando fue a ver un partido amistoso de la selección femenina escocesa ante Noruega... y acabó en el terreno de juego.

El equipo local sufrió una plaga de lesiones durante el duelo celebrado en East End Park, Dunfermine; y a Shara, jugadora del Hamilton Ladies que había ayudado en la sesión de entrenamiento del día anterior, se le acercaron cuando estaba haciendo cola en la cafetería del estadio durante el descanso.

"Yo estaba de pie con todos mis amigos esperando a una taza de té, cuando la gerente del equipo se me acercó y me preguntó si llevaba mis botas conmigo. Y no las llevaba", declaró a 'The Scottish Sun'. "Así que me llevó a los vestuarios para darme una equipación".

No fue una tarea fácil. No había nada lo suficientemente pequeño para Sarah, pero ella no estaba dispuesta a dejar que unas botas de dos tallas más grandes que su pie le privasen de estar junto a su selección en lo que era el último partido amistoso antes de las decisivas eliminatorias ante Gales y Francia de cara a la Eurocopa 2013.

[RELACIONADO: Acusado de amaño tras marcarse en propia puerta]

"Los pantalones eran demasiado grandes y anchos, y tenía que llevar tres pares de calcetines. Debí de parecer ridícula". Pero la holgura de su equipación no parecía relevante, ya que en principio solo se iba a sentar en el banquillo como emergencia, ya que Escocia había perdido a una centrocampista por lesión en el calentamiento previo al partido, y a otra durante la primera mitad.

Pero en la segunda parte llegaron más lesiones, y cuando Rhonda Jones se tuvo que retirar del césped a falta de 28 minutos, el seleccionador hizo entrar a Sarah.

Pero si sus pantalones gigantes y sus enormes botas le hacían parecer tonta, no duró mucho: Con Escocia perdiendo por 2-1 a falta de cinco minutos, Sarah apareció para anotar el empate a dos definitivo.

"Yo estaba allí para pasar el día con mis amigos. Y lo siguiente que sé es que estoy pisando el césped. Fue una locura. Cuando metí gol no me lo podía creer. Fue increíble".

Sarah vivió una historia que se ha repetido hasta la extenuación en los diversos campos de la ficción. Pero una vez más, la realidad fue más allá.

Otros 'chorreos digitales':

La divertida venganza de una reportera en pleno directo

Pierden diez millones por una frivolidad

Últimos posts

Blogs destacados

Blogs destacados