Chorreo Digital

Prohibido jugar con chicos

Algunas normativas pueden resultar tan incomprensibles como ridículas. Una de ellas tiene como protagonista a la joven golfista estadounidense de 16 años y sorprendentes cualidades llamada Sierra Harr, que compite en categoría de instituto en Castleford (Idaho).

Harr, que actualmente ocupa la tercera posición en el ránking estatal de su categoría y es una de las grandes promesas nacionales de la especialidad, conquistó hace dos años, en su temporada de debut, uno de los títulos estatales en juego como parte del equipo de la localidad. Al año siguiente la frustración llamó a su puerta cuando en la escuela le dijeron que no había compañeras suficientes para vertebrar un nuevo equipo.

Lejos de renunciar a su gran pasión o buscar otra escuela Sierra decidió que podría jugar junto a los chicos y competir contra los mejores equipos del estado en categoría masculina. Su instituto apoyó su decisión y los resultados no se hicieron esperar. Contribuyó decisivamente a la victoria estatal de Castleford en la pasada temporada.

Una gesta así habría sido suficiente para alfombrar a la chica la siguiente campaña. Y sin embargo ha ocurrido todo lo contrario. Un grupo de entrenadores contrario a la inclusión de una mujer en categoría escolar masculina está intentando por todos los medios excluir a Sierra de sus competiciones. Y para conseguirlo podrían establecer una normativa por la que quedaría prohibido su concurso.

Consciente de los hechos Sierra ha redactado una carta al comité deportivo de institutos de Idaho en la que, entre otras cosas, dice: "Los chicos de mi equipo me trataron siempre como una igual, y si alguien desaprueba mi participación con ellos podrían guardarse sus opiniones para sí mismos pero tratarme con respeto. Las únicas reacciones negativas a mi presencia han provenido de entrenadores rivales".

Al parece la Asociación de Institutos de Idaho (IHSAA) estaría de acuerdo en implantar esa regla que no permita competir a Harr con el equipo de chicos. Se da la curiosa circunstancia de que otra joven, Annie Park, de 17 años, se impuso la pasada temporada en el campeonato masculino de golf en el estado de Nueva York. Park padeció antes que Harr la misma experiencia de no poder competir con chicas por la falta de jugadoras. Ambas se han visto en la necesidad de incorporarse a la categoría masculina para poder demostrar sus cualidades, recordemos, estrictamente deportivas.

Últimos posts

Blogs destacados

Blogs destacados