Dardos Blancos

España necesita una marcha más

qqEstoy absolutamente de acuerdo con Sergio Ramos: ya hemos hecho historia, eso está claro. Hemos llegado a la final sufriendo, manteniendo el estilo y supliendo el desgaste físico y las carencias ante el gol con un domino aplastante de la posesión de la pelota. Somos la selección que mejor defiende con el balón, que es la única manera en la que puede defender un equipo con la calidad de nuestros futbolistas. Lo que pasa es que cuando la gloria absoluta está tan al alcance de la mano merece un último esfuerzo. Y en eso están Del Bosque y los nuestros, en intentar apurar la última gota de sudor después de una temporada que ha dejado vacía a todo el mundo.

No creo que el seleccionador mueva casi nada el equipo ante el choque frente a los italianos, pero estoy seguro de que alguna sorpresa se está reservando. Futbolistas como Silva o Xavi han llegado con el gancho, pero su personalidad e implicación con este grupo-además de su calidad- hacen que sean intocables de cara a la gran final. Pedro ha llegado como una moto, contagia entusiasmo y su aparición en los dos últimos partidos ha sido estelar. En Sudáfrica fue el arma "secreta" en las semis y en la final y creo que sería una buena opción para darle al equipo una velocidad en los últimos metros, que es lo que nos ha faltado en muchos de los partidos del torneo. Partiendo desde la banda el azulgrana tiene desborde, velocidad y encuentra el gol con facilidad. Sería una pesadilla para una defensa como la italiana, acostumbrada a fijar a los centrales con el delantero de turno y cerrar las bandas con continuas ayudas de dos contra uno.

Decidirse por Pedro por delante de Fábregas o Torres es una cuestión  complicada para Del Bosque, pero el salmantino ya ha demostrado que no le tiembla el pulso cuando se trata de dar un paso al frente para mejorar el rendimiento del equipo. Italia juega al ritmo de Pirlo, quiere la pelota y dormir el partido para encontrar un fogonazo de Ballotelli o la genialidad de Cassano. Por eso será decisivo contar con  futbolistas con chispa, con la calidad y determinación suficientes como para arriesgar en el uno contra uno y cambiar la velocidad de la final en una décima de segundo. Es un partido perfecto para el tinerfeño, que a pesar de no haber completado una buena temporada, está tocado por la varita que alumbra a los grandes en las citas decisivas. Estoy seguro de que Del Bosque tomará la decisión a conciencia y que saldrá bien, pero yo estaría más tranquilo si mañana veo a Pedrito en el once inicial. Y seguro que Prandelli se pondría un poquito más nervioso...

Antonio Romero

Últimos posts

Blogs destacados