Euro Fútbol

El mal del clan español del Swansea

Después del arranque de temporada sensacional, el Swansea cayó en una dinámica perniciosa en que los triunfos se resistían y, paralelamente, en los vestuarios se gestaban rumores de boicot al entrenador danés Brian Laudrup.

Tras cinco partidos sin sumar los tres puntos anhelados, este pequeño trance parece superado tras su última victoria ante el Wigan. Mas, mal que nos pese, vamos a continuar con el análisis del vestuario del Swansea.

Si echamos un vistazo a las herramientas que nos ofrece la red, no muy lejos, encontraremos una definición de clan, cito textualmente; grupo predominatemente familiar unido por fuertes vínculos y con tendencia exclusivista (DRAE).

Esta definición de la R.A.E. nos dibuja una imagen precisa del actual Swansea de Laudrup; sigan leyendo, a continuación desenmaraño el hilo de mi pensamiento.

En cualquier comunidad que se precie, la existencia de un clan que quiera sobreponerse a otro (entiéndase por sobresalir o distinguirse), nunca es un activo. ¿No ha sido, sino, haber trabajado como un grupo solidario abanderando el lema uno para todos y todos para uno, la razón primordial que ha llevado al éxito al presente Swansea?

Llegados a este punto, mi sensatez me obliga a afirmar que la llegada de Laudrup junto a los españoles de la LFP ha despedazado este clima de unanimidad. Se murmulla que la nueva metodología de Laudrup no está agradando al vestuario que creció muy marcado por la doctrina de entrenadores como Roberto Martínez y Brendan Rodger, entre otros. Si a esto le adherimos que el clan español se inclina a celebrar sus triunfos en petite comité; véanse las exultaciones restrictivamente hispanas de la pasada jornada, ¡una gala de sabor acibarado!

No cargo la culpa directamente sobre los jugadores; como entrenador que soy, entiendo que estos en el campo no son más que el reflejo de la dirección que el manager ejerce en el interno. Sin embargo, sería recomendable que Laudrup reprimiera esta pequeña euforia española dentro del vestuario; de lo contrario, esta conquista emocional de protagonismo podría generar un efecto nocivo en la plantilla.

Pero seamos optimistas, todavía tienen tiempo para integrarse en la plantilla y remar junto al resto de marineros durante siete largos meses para llevar el navío del Swansea City al puerto de la salvación."

Unai Ezkurra

Managing Director & Founder of Futbolbritanico Ltd

Últimos posts

Blogs destacados