Euro Fútbol

La extraña paradoja del Manchester United

Qué dificil es jugar contra el Manchester United. Si juegas mal seguro que acabas perdiendo o goleado, pero si juegas bien es posible que tampoco sumes un solo punto.

Y la paradoja es que cada año que pasa juega peor el fútbol.

Sin embargo tienen un gen ganador único en la Premier League. Llevan la victoria en su ADN y no necesitan jugar bien, ni siquiera regular, para llevarse los tres puntos semana sí y semana también.

Un claro ejemplo es el partido contra el Newcastle que los Reds Devils se han llevado con una goleada que no hace justicia con los méritos de unos y otros.

Pero nadie en Las Islas se extraña de que esto suceda cada semana. Es el pan de cada día ver al United hacer un partido mediocre y sumar tres puntos.

Y da igual que un día Alex Ferguson juegue con extremos, otro sin ellos, un día con Kagawa por detrás del punta u otro con el japonés pegado a la banda derecha. No es una cuestión de sistemas, ni siquiera de jugadores, porque con plantillas muy por debajo del nivel esperado han conseguido ganar ligas o llegar a finales de la Copa de Europa.

Al United le falta un jugador en el centro del campo que mueva al equipo, que sepa darle velocidad o pausa al partido en función de cada momento. Le falta un Xabi Alonso, por poner el ejemplo más claro del medio centro ideal.

Por esta razón vemos a un Rooney que baja su promedio goleador, porque es el mejor jugador del United en cualquier posición que le exija Ferguson. Es tan bueno, juega tan bien al fútbol, que tengo la impresión de que sería hasta un buen central. Parece una obviedad decir que un futbolista de primer nivel sabe jugar al fútbol, sin embargo es muy difícil encontrar jugadores que interpreten el juego en toda su extensión, que sepan que hacer con el balón en cada momento, que no cometan errores, que sepan maximizar sus virtudes y esconder sus defectos hasta hacerlos practicamente imperceptibles. Uno de ellos es Wayne Rooney, quien durante muchos minutos dio un clinic de como debe jugar un medio centro.

Sin embargo, eso le hace perder influencia en tres cuartos de campo y son otros los que tienen que "llenar sus zapatos", como dirían en Inglaterra. Y el United no tiene un solo jugador que tenga la influencia de Rooney en tres cuartos, las cosas como son, Kagawa ha llegado para eso y no está dando el nivel esperado, e incluso Fergie le ha "encerrado" en la banda ante su falta de influencia en la media punta.

Sin embargo, muchas veces el United gana no sólo por su ADN ganador al que antes aludía, sino por incapacidad, miedo o ambas cosas de los entrenadores contrarios. Y Alan Pardew es un ejemplo de ello. El año pasado le ganó la partida a Fergie jugando con un 4-4-2 claro, con sus dos atacantes jugando a lo que saben, y no con uno de ellos relegado en una banda y perdido tanto en ataque como en defensa.

Le ganó con un Cabaye jugando en el medio centro y no con Jonás haciendo de Cabaye, y le ganó siendo profundo en las bandas y no sustituyendo al único jugador que era capaz de llegar a línea de fondo y sacar algún centro, como era el caso de Shane Ferguson, para intentar aprovechar el miedo de De Gea en las salidas (un día más horrible en su actuación) y la falta de un Vidic que si bien es un jugador mediocre con el balón en los pies es un pilar en el juego aéreo.

No hay nada peor que los "ataques de entrenador" y Alan Pardew está en plena epidemia de esta enfermedad. Lleva meses haciendo alineaciones que no entiende nadie en Tyneside y los experimentos así se acaban pagando. Si el año pasado ganaste jugando con tus armas ¿por qué no intentarlo éste? Solo Pardew lo sabe.

El 0-3 a favor del United puede parecer excesivo, pero nadie en Inglaterra se extrañará de ver un día más como el United suma tres puntos jugando un fútbol ramplón y metiendo presión a un Chelsea que tampoco es que esté jugando como los ángeles precisamente.
Roberto Di Matteo y Roberto Mancini rezan porque saben que, por muy paradójico que parezca, cuanto peor juegue el United mejores resultados sacará y de la manera que están jugando los de Fergie me parece que estarán ahí arriba hasta el último minuto del último partido como ocurrió el año pasado.

RAÚL SÁNCHEZ (FA Licensed Coach)

Últimos posts

Blogs destacados