Barça, solo tú puedes perder la Liga

*ACCEDE HACIENDO CLICK EN ESTE ENLACE, AL CHAT QUE REALIZARÉ DESDE LAS 13:00 HASTA LAS 14:00 EN YAHOO! EUROSPORT PARA COMENTAR "LA RESACA DEL CLÁSICO". ¡Te espero!

Eres el mejor equipo del mundo. Lo llevas siendo los últimos 8 años, pero en dos no has sido capaz de demostrarlo porque no conseguiste mentalizarte para ello. Este es el gran problema, el gran enemigo. Mentalizarte para ir cada día al trabajo con el hambre del primer día y luego además salir al campo en cada partido y como dijo Pep en su despedida "ser capaces de plasmar en el verde todas esas jugadas que pasan por la cabeza de un entrenador", es la clave para que puedas ganar, y ganar y volver a ganar como lo has venido haciendo durante estos últimos 4 años a pesar de que en la pasada temporada el ciclo ganador en Liga y Champions se interrumpió por un cúmulo de circunstancias que ahora mismo no me apetece volver a comentar.

Barça 2-2 Real Madrid

Messi mins. 31 y 61

La interpretación de cualquier cosa que observes, siempre depende de los ojos con que lo mires, y el fútbol no es diferente. Si miras este Barça - Real Madrid esperándote una goleada del Barça seguramente pensarás que hicimos un mal partido. Si eres del Real Madrid y pensabas que hoy iba a perder, posiblemente pensarás que ha sido un gran partido y es un empate con sabor a victoria. Yo soy culé y teniendo en cuenta las importantísimas bajas que teníamos en la zaga que propiciaron una alineación muy condicionado, y sobre todo que teníamos 8 puntos a favor que de mantener me iban a saber a victoria, puedo decir que me levanto y doy una sonora ovación a estos chicos que no me canso de criticar.

A pesar de los titánicos esfuerzos de algun@s en la retransmisión por intentar vendernos algo diferente a lo que se estaba viviendo, el Barça sin ser claramente superior, fue dominador ante un nuevo Real Madrid especulador y acomplejado que firmó el empate en todo momento.

Especulador y acomplejado porque no luchó la posesión de la pelota en ningún momento, y sobre todo porque con 2-2 y el Barça lejos de contar con sus mejores hombres a nivel defensivo - incluyendo a Alves que se lesionó antes de concluír la primera parte -, se dedicó incluso a perder tiempo dando por bueno el empate a pesar de estar 8 puntos por debajo.

Como no soy nuevo, me imagino que a estas horas incluso pueden estar hablando de que esta fue una "victoria moral del Real Madrid". No es nuevo, siempre que el Barça no gana 5-0 o 2-6, si el Real Madrid saca un empate con aroma a Granada o Spartak de Moscú - porque es lo es lo que fue su planteamiento con un equipo multimillonario, que nadie lo olvide... Esto no depende de los ojos con los que mires, esto es un hecho -, ellos son los vencedores morales, pero la realidad es bien diferente y quien no la quiera ver, que eche un vistazo a la clasificación. Solo hubo un vencedor moral y en el marcador, y ese fue el Barça.

En el marcador por razones evidentes - A 8 -, y moral porque una vez más fue superior al Real Madrid y mandó en el terreno de juego, rozando la victoria al final de un encuentro al que volvió a llegar más fresco debido a su 69% de posesión.

¿Cómo se granjeó ese 69% de posesión? Como si de la selección española se tratara, Tito Vilanova consciente de los problemas en defensa, apostó por juntar a Xavi, Cesc, Iniesta y Messi, dejando a Pedro como único especialista para buscar el espacio libre en los metros finales. Pedro por la derecha y Alba por la izquierda eran los encargados de buscar esos espacios mientras Xavi, Iniesta, Cesc y Messi intentaban dominar la pelota y organizar los ataques de la manera más ordenada posible para no sufrir en defensa, y se consiguió, más allá de dos o tres acciones aisladas, el "invento" de Tito Vilanova que apostó por Adriano de central se saldó con éxito a pesar de que el Barça comenzaba perdiendo tras un gol de Cristiano Ronaldo que contó con la colaboración de Víctor Valdés en un gran porcentaje.

Cierto es que esos disparos secos de Cristiano Ronaldo al palo corto son complicados de detener, pero Valdés estaba en buena situación para cuando menos enviar la pelota a corner y no lo hizo. Era el minuto 23 y el marcador reflejaba un 0-1 justo por ocasiones pero injusto por juego, y como suele suceder con el Barça, el fútbol te devuelve lo que le das, así que tan solo 8 minutos más tarde Messi aprovechaba un clamoroso error de Pepe y un pequeño error de Casillas más atento de reclamar una falta que solo estaba en su imaginación, que de subsanar la cantada de su compañero, para empatar el partido.

Se llegó al descanso con igualdad en el marcador y con la sensación de que al Barça le faltaban hombres arriba para estirar a la defensa madridista y buscar hacer más daño a la espalda de la defensa. El buscar controlar al máximo la pelota con los "4 jugones", penalizó en este sentido, pero aún así el Barça fue imponiendo más y más su juego para superar ese handicap ofensivo y el del colegiado que primero no quiso señalar otro de los penales más claros que se recuerda en una entrada a destiempo de Pepe a Iniesta que ya le había desbordado y posteriormente también con 1-1 no quiso expulsar a Xabi Alonso que ya tenía una amarilla por una clara falta sobre Messi en la frontal que el astro argentino volvió a colar magistral en el palo largo de Casillas que celebraría como pocas veces se recuerdan.

Fantástico el partidazo del mejor futbolista de todos los tiempos - porque lo es -, que sin embargo no pudo llevar al Barça a la victoria debido a que Cristiano Ronaldo empataba el duelo al culminar un pase en profundidad de Ozil que le había dejado solo ante Valdés fruto de varios errores "no forzados" del Barça. Iniesta quiso sacarla jugada en una posición delicada, Alexis también y la pelota quedó muerta, demasiado lejos para Busquets - tremendo partidazo el suyo - que no pudo evitar el control de Ozil y Adriano tampoco supo entender que debía lanzar el fuera de juego. La fragilidad defensiva del Barça quedó de manifiesto en esta acción, y es por ello que doy todavía más mérito a este empate que a punto estuvo de ser victoria tras varias ocasiones que llegaron en su mayoría por el flanco izquierdo donde Alba y Alexis - que había entrado justo después del 2-1 por Cesc - se convirtieron en una auténtica pesadilla para la zaga madridista que resopló con satisfacción al ver como las ocasiones del Barça no se materializaban, especialmente un fantástico disparo de Montoya que se estrelló en el larguero y otros dos de Pedro desde la frontal que salieron desviados por muy poco.

Estuvo cerca la victoria, pero no pudo ser. Lo importante es ser conscientes de que mantenemos los 8 puntos de ventaja y que si jugamos con esta actitud, con esta intensidad, con esta disciplina táctica, Liga, Copa, Champions... cualquiera de ellas o las tres, pueden volver a ser nuestras esta temporada. No las dejes escapar Barça, porque tu leyenda merece seguir agrandándose debido a que posiblemente eres el único equipo del mundo que puede presumir de ser grande en las victorias, en las derrotas y en los empates, algo que no pueden decir aquell@s que son tan conscientes como cualquiera de nosotros, de que para ganar algo, dependen del factor suerte y este factor incluye obviamente que nosotros nos vengamos abajo como equipo.

Próxima parada Coruña, un partido igual de importante que el de esta tarde para ratificar nuestra ventaja. Ganar, ganar, ganar y volver a ganar...

VAMOS

Últimos posts

Blogs destacados