El “clásico” (I): Arbitraje y necesidades

Tenía mis dudas entre crear un solo artículo sobre el "clásico", o crear tres, y me he decidido a crear tres, porque varias veces algun@s de vosotr@s me habéis reconocido que preferís artículos más escuetos y directos, razón por la que prefiero diseminar los tres episodios que pretendo escribir y que comienzan hoy con "arbitraje y necesidades", para continuar mañana y pasado con "Cristiano Ronaldo, Messi y el Balón de Oro" y finalmente con "Tito VS Mou", de manera que cada uno de los artículos tenga que ver con el posterior.

-Necesidad

Y es que todo tiene relación entre sí, empezando por las circunstancias que rodean al partido. Empezamos por los 8 puntos de ventaja que el Barça ha conseguido gracias a un fenomenal inicio en cuanto a resultados que ha servido para aprovechar al máximo los deslices del Real Madrid.

Por mucho que todavía queden 32 jornadas, esta ventaja no es ninguna broma teniendo en cuenta que el nivel de Barça y Madrid sigue siendo tan alto que es muy probable que la Liga vuelva a decidirse con puntuaciones por encima de los 90 puntos, lo que quiere decir que se permiten menos de 10 errores y el Real Madrid ya ha cometido 3 que pueden ser 4 si el Barça rinde a un buen nivel.

Lo primero que hay que decir, y que debe quedar claro digan lo que digan los medios de comunicación de mayor tirada del país, y por supuesto diga lo que diga Mourinho - que muy probablemente buscará restar determinancia al partido así como presionar al árbitro en la rueda de prensa previa al partido -, es que la ventaja de 8 puntos juega a nuestro favor enormemente. El empate que sin ninguna duda volvería a ser vendido como una gesta en Madrid, es única y exclusivamente una victoria del Barça, porque salir del "clásico" con 8 puntos de ventaja - o lo que es lo mismo, la opción de perder dos partidos, empatar uno y poder seguir dependiendo de nosotros mismos para ganar la Liga aunque el Real Madrid lo gane todo, que es algo que dudo mucho -, mantendría al Real Madrid al borde del abismo, mientras que al Barça le daría la enorme tranquilidad de quien sabe que puede permitirse varios tropiezos.

"La necesidad" juega un papel anímico que me atrevo a calificar como determinante en este tipo de encuentros, y no tenéis más que tirar de memoria - o en su defecto de un buscador en la red - para comprobar que salvo el 1-3 del Barça el año pasado en Madrid - y porque somos mejores -, los clásicos ligueros de los últimos 5 años nunca los ha ganado el que más necesitado estaba, y creo que es muy importante contar con este factor.

No quiero decir con esto, que el Barça deba salir a empatar, en absoluto. Lo que sí quiero decir es que debemos jugar con la más que posible ansiedad del Real Madrid que Mourinho intentará eliminar estos días como sea mediante charlas y ruedas de prensa, pero es una ansiedad que dependerá de nosotros que salga a relucir.

-Arbitraje

No es casual que se haya convertido al ex-mejor árbitro de la Liga española según el análisis "lechero", en el enemigo público de la semana. El Comité ha dejado claro que la expulsión de Medel era justa al imponerle dos partidos de sanción y por tanto Lahoz tenía razón, pero esto no importa para los "lecheros", importa más el hacer ver que "el rival se queda con 10", y así si Mourinho necesita recuperar este argumento en la rueda de prensa, lo recuperará, porque toda ayuda será poca para conseguir el único resultado válido para el Real Madrid en el Camp Nou que es la victoria.

Casi siempre que el Real Madrid ha tenido que salir a buscar al Barça, ha empleado cierto exceso de dureza, por ejemplo en el 1-3 de la pasada temporada, Lass, Pepe, Coentrao y Sergio Ramos podían haber sido perfectamente expulsados, por no decir Lass en la vuelta de la Copa del Rey, pero los colegiados ante el miedo de convertirse en los protagonistas de las ruedas de prensa de Mou y por ende de todas las portadas de los medios de comunicación con mayor audiencia del país, hicieron todo lo posible por evitar la expulsión condicionando así el juego obviamente.

Debe tener el Barça en cuenta este factor. Se viene de un arbitraje donde han avivado la polémica de manera gratuita y lo pueden utilizar a favor si es necesario. Contar con un arbitraje permisivo es fundamental para no caer en la desesperación y salir mentalizados de que hay que mostrar nuestro mayor nivel de concentración para hacer circular lo más rápido posible la pelota, no retenerla y evitar así la posible reiteración de patadas o faltas violentas.

Tanto la necesidad, como el arbitraje, son dos factores psicológicos que pueden marcar y mucho el partido, y el Barça necesitará tenerlos bien controlados.

Vamos.

Últimos posts

Blogs destacados