Las críticas a Pedro, Alves, Villa… y las “estadísticas mentirosas”.

Guardiola hizo bueno el dicho: "renovarse o morir". A pesar de los éxitos cosechados con el esquema y las funcionalidades del 1-4-3-3, el técnico y su "staff", con Tito Vilanova como mano derecha, decidieron que no podían quedarse con los brazos cruzados esperando a que alguien encontrara la fórmula para frenar al Barça y poco a poco fueron añadiendo nuevos detalles tácticos al funcionamiento del equipo que sirvieron para mantener el nivel competitivo del equipo, pero desgraciadamente también aportaron negativos efectos secundarios como la "pérdida de protagonismo" en jugadores tan importantes como Alves, Pedro, Villa e incluso Alexis.

Hablo de "pérdida de protagonismo" porque me parece mucho más acertado que "bajo rendimiento". Para mí tanto Alves, como Villa, Pedro y Alexis dieron todo lo que tenían, pero entre otros factores negativos - sobre todo las lesiones y continuas rotaciones que afectaron a la confianza de Villa, Pedro y Alexis -, para mí el que se lleva la palma es el cambio de esquema y de las responsabilidades tácticas de cada jugador.

Si nos vamos al caso de Alves por ejemplo, hablamos de un jugador que para mí fue hombre clave en los mejores momentos de la "era Guardiola" aportando muchísimo tanto en acciones defensivas, como de construcción y de finalización. Con un apoyo en la banda, Alves es un jugador imparable tanto a la hora de participar en el juego de asociación como para desbordar ganando la espalda a los defensas gracias a su velocidad, buena lectura de juego al espacio libre y calidad técnica, pero sin un apoyo Alves baja considerablemente su nivel de protagonismo tanto en defensa como especialmente en ataque. Dentro del esquema con línea de 3 defensas, Alves jugó o bien en la línea de zagueros - haciendo un buen papel defensivo, pero inexistente en ataque -, o bien como extremo donde más allá de pegarse a la banda y dar continuidad al juego con pases simples no fue capaz de aportar más de lo que por ejemplo podían aportar Iniesta, Tello, Cuenca, Pedro, Villa, Alexis e incluso Adriano, porque Alves es un jugador para desbordar llegando en carrera, no para hacerlo partiendo de posición estática, y todas las acciones ofensivas que se generaban para el extremo con el 1-3-3-4, eran para iniciar la jugada arrancando desde posición estática.

La pérdida de protagonismo de Alves no solo fue negativa para él, sino obviamente para el jugador que ocupaba ese flanco diestro y dejó de ver como le llegaba una ayuda en banda ante los continuos 2 contra 1 defensivos protagonizados por el rival. Cuenca, Iniesta, Pedro, Alexis o Tello - que fueron los que más jugaron en el tramo final de la temporada y dentro de ese esquema -, vivían enjaulados en los costados del terreno con lo que su protagonismo obviamente se veía reducido ya que si ya cuesta ganar al defensa en acciones de uno contra uno, cuanto más si vives un 2 contra 1 constante y además tienes la misión de permanecer en la banda precisamente para generar esa situación, es decir, la de que dos jugadores del rival se peguen en esa zona para aumentar el espacio por dentro.

Fue precisamente esta situación la que privó a Villa, Pedro y Alexis - aunque este último terminó con muy buenos números -, de realizar una muy buena temporada en cuanto a estadística se refiere, ya que obviamente debido al cambio de rol realizado por el cuerpo técnico, no podían llegar ni tanto, ni en tan buenas circunstancias como sí lo hacían con el 1-4-3-3, de hecho en cuanto el Barça dijo adios a la Liga y la Champions, Guardiola recuperó el "esquema tradicional" y ahí pudimos ver como Pedro, Alexis y Alves ofrecían su mejor versión.

No es en absoluto casual que Messi anotara tantísimos goles y que Cesc y Xavi estuvieran entre los 4 mejores realizadores del equipo. Guardiola configuró al equipo para que el Barça reventara los partidos por el centro, por dentro, y estas fueron las consecuencias. Yo al menos así lo vi durante temporada, y así quería recalcarlo antes de comenzar esta nueva temporada, porque me parece injusto que luego ante las pobres estadísticas realizadoras de nuestros atacantes reciban duras y poco reflexionadas críticas - si marcas eres bueno, sino marcas eres un paquete que solo sabe salir de fiesta y que está en un mal momento - en lugar de recibir unos elogios para mí merecidísimos, ya que aún siendo conscientes de que iban a perder protagonismo debido al cambio táctico realizado por Guardiola, dieron el 100% para ejecutar de la mejor manera posible las ideas de su entrenador exhibiendo un nivel de profesionalidad ante el que yo solo puedo levantarme y regalar una estruendosa ovación.

Vamos a ver si Tito Vilanova impone como sistema el 1-4-3-3 de manera fija o si al igual que Guardiola apuesta por variar el esquema en función de las circunstancias. Yo creo que optará por la segunda opción, y de ser así obviamente lo normal es que Alves, Pedro, Villa, Alexis, etc... vuelvan a verse afectados y sería muy positivo que existiera una mayor comprensión con ellos. No todo son los goles, las asistencias, el porcentaje de pases acertados, el número de recuperaciones, etc... las estadísticas dependen de un trabajo y circunstancias colectivas que facilitan o dificultan la consecución de las mismas, y ese porcentaje que determinados jugadores tienen para que algunos marquen tanto, den tantas asistencias, fallen tan pocos pases o recuperen tantos balones, injustamente no sale en las casi siempre mentirosas estadísticas, pero valen tanto o más que el gol anotado, que la asistencia efectuada, que el pase bien dado o que la recuperación realizada.

Últimos posts

Blogs destacados