“Fracasos necesarios”: Ronaldinho, Rijkaard, Cruyff, Messi…

Guardiola y sus jugadores lo han hecho tan rematadamente bien durante los últimos 4 años, que desde hace al menos tres siempre he tenido una sensación de que debido a su éxito los triunfos cosechados en otras eras perdían valor de manera injusta y aprovechando este pequeño parón de actualidad blaugrana - que pronto se acabará, ya que el Lunes vuelven al trabajo -, quisiera realizar este tema para dar mi opinión en busca de tender una mano a nuestras leyendas del pasado más reciente y destacar que sus errores si bien nos llevaron de primeras a deprimentes e inesperadas derrotas, a la postre nos servirían para ser más fuertes y conseguir más victorias.

-Las difíciles circunstancias de Cruyff y Rijkaard

Como ya comentaba en el tema de hace dos días sobre "la calidad táctica", el tiempo y la paciencia para conseguir éxitos con esta filosofía futbolística es lo único imprescindible, y Guardiola a diferencia de Rijkaard y Cruyff gozó de una ventaja importantísima como fue la de tener el modelo deportivo muy bien organizado, es decir, tanto las categorías inferiores jugando y entrenando de la misma manera que el primer equipo, como estos teniendo claro cuales son los conceptos futbolísticos que les iba a inculcar Guardiola. Por supuesto, conseguir luego los resultados que consiguió Guardiola es algo impresionante por mucho que haya contado con esta ventaja, pero creo que nunca se debería olvidar las dificultades con las que se encontraron tanto Rijkaard como especialmente Johan Cruyff.

Para mí el trabajo de Johan sigue siendo el más extraordinario de todos. Ya no solo por haber conseguido ganar cuatro Ligas de manera consecutiva - que se ha demostrado es difícilisimo -, sino porque cuando él cogió al equipo aunque obviamente eramos un "grande" del fútbol mundial, no eramos para nada el equipo ganador que somos desde que él llegó al club y convenció a todos con una filosofía futbolística que necesitó cosa de 2 años para hacer funcionar a la perfección y que a punto estuvo varias veces de costarle el puesto. Contó Cruyff con la ventaja que suponía el hecho de que el Barça nunca había ganado tanto como con él, y eso le liberó de una presión que sí tuvo desde 1994 hasta 1996 y que por supuesto han tenido todos los técnicos y proyectos del Barça desde Cruyff hasta nuestros días, entre ellos el de Frank Rijkaard.

Frank Rijkaard llegó en una época complicadísima. Su currículum como futbolista lo conocíamos todos, pero como entrenador más allá de haber sido el técnico de Holanda no había conseguido ningún gran título, lo que sumado al hecho de llegar en la peor época del Barça dentro de la "era Cruyffista" no le facilitaba las cosas, como tampoco que llegara en la primera temporada tras esas típicas elecciones donde se suelen hacer más fichajes para "el pueblo", que para cubrir las necesidades reales de un equipo que por entonces ni sabía a lo que jugaba, ni contaba ya con el nivel de otras temporadas.

Según se comenta, Rijkaard no pidió a Ronaldinho y de inicio nunca supo qué hacer con él. Era obvio que contaba con un talento extraordinario, pero Rijkaard tenía un plan y no era capaz de desarrollarlo con la plantilla que le habían dado. Así las cosas, comenzó con un 1-4-2-3-1 en el que Ronaldinho como mediapunta "clásico" brillaba, pero no así un Barça que sufría para estar en puestos europeos al cerrarse la primera vuelta. Tras el mercado invernal y la imprescindible e importantísima paciencia de Laporta, Rijkaard que como Cruyff estuvo al borde del cese, consigue encontrar la tecla y gracias al fichaje de Davids un equilibrio táctico espectacular que lanzaría al Barça hacia lo que es hoy día.

Desde principios de 2004 hasta el verano del 2006, el Barça exhibió un nivel futbolístico que cuando menos yo no me atrevo a calificar como mejor o peor que el del "dream team" o el del Barça de Guardiola, pero si tengo claro que estuvo a un nivel altísimo y para mí tienen el mismo hueco en la historia que los citados.

-Ronaldinho "de héroe a villano". Una experiencia que pudo ayudar y mucho a Messi

Desgraciadamente el prestigio de ese fabuloso equipo acabó siendo manchado por la decepción que supuso el dejar de ganar tras tan solo dos grandes temporadas. No es que sea poco haber ganado todo lo que se ganó, pero sí sabe mal que un equipo capacitado claramente para al menos haber ganado 3 Ligas, 2 Copas del Rey y otros títulos, dejara escapar tantos y tantos títulos únicamente por falta de profesionalidad.

La famosa "autocomplacencia", hizo que jugadores tan inolvidables como Ronaldinho, a pesar de que siempre estará en los corazones de todo el barcelonismo, perdieran fuerza y hoy se tenga una imagen bastante más negativa de lo que nos hubiera gustado, porque lo que hicieron sobre todo Ronaldinho, Eto'o y Deco por el Barça fue muy grande.

El fútbol que dejaron especialmente estos tres en sus mejores momentos fue una maravilla digna de analizarse en el futuro, con especial mención para Ronaldinho claro, un jugador de esos que salen una vez cada "x" tiempo. Inolvidables sus desbordes, sus asistencias, su capacidad para liderar el juego creativo o para llegar a gol. Desde 2006 y a pesar de sus buenas estadísticas, jamás volvió a ser el mismo y eso fue un duro golpe ya no para los que somos seguidores del Barça, sino para cualquiera que ame este deporte. Con tan solo 26 años y sus mejores años por delante, Ronaldinho practicamente se tomaba la "jubilación anticipada", creando en muchos seguidores la sensación de que si le pasó a Ronaldinho - que parecía disfrutar del fútbol y que fuera imposible que se relajara... -, le podía pasar a cualquiera, y entre ellos a la figura emergente de aquellos tiempos, un joven y "frágil" - con las lesiones - Leo Messi.

El miedo que cogí y cogimos muchos tras ver como Ronaldinho terminaba prematuramente con su carrera, nos hizo estar muy encima de un Messi que desde su primer partido con el Barça - en el Gamper contra la Juve -, dejó claro que iba para figura mundial. Tras tres temporadas en las que fue regalando maravillas de manera continuada pero sin títulos - o sea, con muy poco riesgo de que se acomodara -, llegó Guardiola, le hizo campeón de todo a nivel colectivo, "fuerte" - dejó de lesionarse - y consiguió su primer Balón de Oro, lo que a muchos nos hizo temblar pensando en que con tan solo 22-23 años pudiera comenzar su decadencia.

Por suerte, Messi hizo que los peores presagios no se confirmaran y demostró desde entonces y hasta hoy - ya con 25 años y 4-6 temporadas de fútbol inolvidables -, que él sí ama este deporte y que quiere disfrutar de su carrera hasta que su cuerpo y mente se lo permitan, algo que obviamente le hace más grande todavía como jugador.

Quizás tengamos que dar gracias a la selección Argentina por haber sido incapaz de ganar el Mundial y de hacer brillar a Messi. Esa falta de aplauso aunque duele y llega a ser tan molesta como para plantearse dejar de ir a la selección, es uno de los grandes estímulos para que Leo no se duerma en los laureles, pero sea esta la causa o su amor incondicional a este juego, lo que está claro es que lo sucedido con Ronaldinho cuando menos a mí me hace valorar muchísimo más todo lo que está haciendo Leo por el Barça y por el fútbol, aunque como Guardiola con Rijkaard y con Cruyff, quizás Messi también deba agradecerle a Ronaldinho su poca profesionalidad, porque gracias a entender los errores del pasado es que se puede evolucionar, y en este aspecto, Guardiola y Messi fueron claramente favorecidos por las experiencias vividas en el pasado reciente y a buen seguro es por ello que el Barça construído en los últimos 4 años tuvo muy presentes todos esos errores, por lo que podemos decir sin miedo, que han sido errores que nos han ayudado a ganar en el futuro, fueron "fracasos necesarios" para poder aprender y ser más fuertes en el futuro.

Con o sin errores, lo que tengo clarísimo es que Cruyff, Rijkaard, Guardiola, Koeman, Laudrup, Bakero, Stoitchkov, Ronaldinho, Eto'o, Deco, Messi, Xavi, Iniesta, y todos los componentes de estos grandes Barcelonas que hemos vivido durante los últimos 24 años, siempre tendrán su hueco privilegiado en mi corazón barcelonista y sin hacer distinciones a pesar de que unos hayan ganado más que otros, porque la experiencia pasada ayudó a construir la futura y eso también creo que debe ser valorado.

Te quiero Barça

Últimos posts

Blogs destacados