Por esto era tan importante ganar la Supercopa…

Hay gente a la que le gusta no hablar del Real Madrid porque queda más "elegante", y a todos nos gusta ser o parecer elegantes, a mí también, pero antes que elegante prefiero ser honesto con la realidad, y la realidad dice que el rendimiento del Real Madrid, el "estado de ánimo de Madrid" influye directamente en Barcelona y viceversa.

Cristiano Ronaldo ha dejado claro que hay problemas. Como Messi, quizás no es el "líder espiritual" del equipo, pero sí es posiblemente el hombre con mayor peso tanto dentro del equipo como de cara a la afición, y si él no está contento dentro del grupo, es que algo malo está pasando.

Ni en los tres partidos de Liga, ni en los dos de Supercopa - insisto en que especialmente el del Bernabeu era un partido para golear al Real Madrid, de ahí que mi enfado fuera todavía más grande... - el Real Madrid ofreció un nivel competitivo adecuado. Más allá de las sensaciones que uno pueda analizar en el campo, incluso más allá de las palabras y gestos de Cristiano - no fue por lo de Iniesta, recuerden que Cristiano practicamente no celebró el gol contra el Barça en el Bernabeu... -, para mí las palabras importantes fueron las de Mourinho tras el partido ante el Getafe.

Si algo es habitual en las ruedas de prensa de Mourinho son las quejas sobre el calendario, sobre los árbitros y la defensa incondicional a sus jugadores, pero no es la primera vez que Mourinho deja en evidencia a sus jugadores como entrenador, y cuando lo hace es que algo importante se está cociendo en el vestuario - sucedió también en la crisis de resultados con el Chelsea previa a su destitución por problemas con Abramovich -, de tal manera que ni tras la deseada victoria contra el Barça y la balsámica victoria liguera contra el Granada, Mourinho ha dejado en paz a sus jugadores.

No haré conjeturas, puesto que el Real Madrid no es mi equipo y no realizaré conjeturas sobre el origen de estos problemas. De lo que sí estoy convencido es de que estamos en un momento clave para el Barça y para el Real Madrid como ya comentaba antes de la vuelta de la Supercopa que desaprovechamos realizando uno de los peores partidos de los 5 últimos años - incluyo "mala época de Rijkaard"... -

Los ciclos no solo se inician o se mantienen siendo un gran equipo, también se necesita confianza, sentir que eres mejor y que puedes seguir ganando. No me cansaré de repetir que los dos goles que más festejé en los últimos 8 años, no son ni los de finales de Champions, ni el de Iniesta ante el Chelsea, sino el 1-2 de Messi en Montjuic en la temporada del triplete que le permitía al Barça no perder comba a principio de temporada con un Real Madrid que se podía escapar a 4 puntos y al final acabó siendo superado la siguiente jornada propiciando una racha imparable del Barça, al igual que el 0-1 de Gerard en Mestalla de la temporada 2003-04 que fue la confirmación de que el Barça, tras 3 años deplorables, había conseguido un nivel competitivo suficientemente alto como para sino ganar aquella Liga - que no se ganó por los pelos tras remontar 18 puntos al Real Madrid -, ganar las siguientes - y así fue -.

Los goles de una final de Champions son importantísimos claro, pero llegar a una final de Champions ya es un premio, es una situación privilegiada, nada que ver con estar navegando a la deriva y conseguir ver tierra firme por primera vez en muchos años. Conseguir ver que por fin estás por encima del rival y que por fin le vas a pasar por encima, pero volvamos al presente... Hemos vivido 4 años maravillosos, siendo este último el peor de los 4 y el mejor del Real Madrid que sin embargo como apuntaba antes de la Supercopa, no termina de convencer y ni siquiera ganando la Liga con el último "clásico" del Camp Nou pudo eliminar cierta sensación de inferioridad con respecto al Barça.

Potenciar esa sensación, no solo en la afición, sino también en la plantilla madridista, hubiera quemado todavía más a unos jugadores conscientes de que volver a quitarle la Liga al Barça tras perder 5 puntos a las primeras de cambio sería realmente complicado y otro año siendo sometidos por el Barça, significaría para gente como Cristiano Ronaldo o como Mourinho, perder "caché", ver que ya no solo Messi, sino también Iniesta te pasa por encima, y esto es algo que obviamente debe quemar tanto a determinados jugadores como al propio técnico.

En nuestras manos estaba dar un golpe de efecto en el Bernabeu y de hecho si hubieramos conseguido el 2-2 con 10 hubiera sido más humillante que un 0-3 o cualquier otra goleada, pero no fue así y como ya comentaba el otro día el Barça "resucitó a un cadaver" que a día de hoy todavía sigue teniendo en sus manos, porque cuenta con una ventaja importante - por mucho que estemos en Septiembre -, y sobre todo porque si se trabaja con la misma seriedad de estos últimos 4 años, seguimos siendo superiores.

Por eso era tan importante ganar la Supercopa, y por eso es tan importante apretar y no dar sensación de debilidad, porque ellos se están descomponiendo, pero no lo harán si los que damos la sensación de "no estar tan fuertes", somos nosotros.

Últimos posts

Blogs destacados