Jugar para 5-1 y quedar 3-2 es un pecado Barça.

Barça 3-2 Real Madrid

Pedro min.56, Messi (p.) min.70 y Xavi min.78

Hay dos partidos, el realizado hasta el 1-1 y el realizado a partir del 1-1. Me imagino que la mayoría no estarán de acuerdo conmigo, pero yo no soy resultadista y escojo de lejísimos el realizado hasta el 1-1 o incluso el 0-1 diría.

En el fútbol ganar es la finalidad, pero para llegar a ella se trata de jugar bien, y jugar bien es crear ocasiones y no concederlas, si lo haces no tienes asegurado ganar, pero sí que te vas a acercar más que el rival a la victoria por mucho que haga el 0-1.

Hizo el Real Madrid el 0-1 en su primer disparo a puerta, era el minuto 55 y fue aplicando su segunda arma ofensiva más recurrente: El balón parado. A partir de ahí podrán aparecer los del "mucho toque pero yo gano" - Chelsea reloaded -, pero la realidad es que los partidos duran 90 minutos y si juegas bien los 90 minutos, raro es que alguien con un planteamiento tan mediocre como el del Real Madrid consiga ganar, y las razón es bien sencilla: LA POSESIÓN NO SIRVE SOLO PARA ATACAR Y QUE EL RIVAL NO TE ATAQUE, SINO TAMBIÉN PARA QUEMAR FÍSICA Y ANÍMICAMENTE AL RIVAL QUE ES PRACTICAMENTE IMPOSIBLE AGUANTE CON RESULTADO POSITIVO LOS 90 MINUTOS JUGANDO DE ESA MANERA Y CON ESOS JUGADORES - no "grito", resalto... -

El Barça tuvo "suerte" y consiguió empatar un minuto después de que anotara Cristiano Ronaldo. A partir de ahí y al igual que sucediera en el "clásico" de Liga, comenzó a perder el Norte y ganó 3-2 merecidísimamente, pero el problema es que este era un partido para mínimo ganar 3 o 4-1, no para ganar 3-2, y o nos empieza a entrar en la cabeza que tenemos un problema y dejamos de rechazar las críticas por el hecho de que "estos jugadores han hecho mucho", o es difícil que volvamos a tener la mentalidad agresiva con la que "conseguimos ese mucho"...

Unos primeros 55 minutos absolutamente sublimes. Jugando así solo la mala suerte puede alejarnos de ganar todo lo que disputemos.

Bajo un 1-4-3-3 con:

Valdés

Alves Piqué Mascherano Adriano

Busquets

Xavi Iniesta

Pedro Messi Alexis

el Barça para mí, salió con el planteamiento perfecto, en lo táctico y en lo anímico. Perfecta intensidad. Perfecto ritmo de juego. El Barça supo entender que el Real Madrid vino a repetir los planteamientos de Rubin Kazan, Chelsea o Inter de Mourinho, y fue ofensivo respetando siempre la libreta de elaboración, es decir, cada pase en la creación pensando en atacar pero a la vez en que el equipo no perdiera el equilibrio posicional para que una vez el Real Madrid recuperase la pelota estar bien posicionados y recuperar cuanto antes.

El Barça metió totalmente atrás a un Real Madrid que mostraba su frustración por medio de Cristiano Ronaldo y Ozil cuando pretendían elaborar alguna acción y se esfumaba en cuestión de 4 o 5 segundos.

Con Piqué, Messi y Pedro, el Barça hizo sus mejores ocasiones de la primera mitad, que eran poco, pero también había que pensar que el ritmo de pelota que estabamos imprimiendo era altísimo, que esto exige correr mucho al rival y que estaba claro, a partir de los 50-60 minutos, el Real Madrid lo iba a tener que pagar.

Así fue. Más allá del gol a balón parado, el Real Madrid solo existió por los contínuos e inexplicables errores cometidos por el Barça en ataque. Que si exceso de triangulaciones "preciosas", que si exceso de busqueda a Messi cuando Tello está abierto solo en banda y Alves a 70 metros de su posición... Todo el criterio que existió hasta el minuto 55, desapareció, pero por suerte el Barça era tan superior y el Real Madrid estaba tan fundido que pudo darle la vuelta y colocarse 3-1 con la sensación de que a poco que hubiera tranquilidad podría llegar el 4-1 que practicamente sentenciara la eliminatoria, y eso estuvo a punto de pasar a pesar de nuestro juego "gratuitamente vistoso y poco efectivo", pero Messi llegó algo forzado y no supo definir ante Casillas. En la jugada siguiente, Adriano se confió y Valdés que estaba en la inopia - porque de haber estado dentro del partido, hubiera hecho un mejor control - regaló la pelota a Di Maria para que el partido se cerrara con 3-2 y la eliminatoria quedara total y absurdamente abierta.

Sé que no gustan las críticas cuando se gana al Real Madrid. Sé que no gustan tampoco cuando el equipo ha jugado muy bien - porque en líneas generales ha hecho un partidazo -. Sé que Messi e Iniesta son "intocables", pero precisamente es en ellos en quien me vuelvo a centrar, porque si ellos no son efectivos y juegan fácil, es el Barça quien lo paga. Sí, yo también vi el jugadón de Iniesta en el 3-1 y otras muchas grandísimas acciones que hizo, pero también vi su escasa aportación en la defensa de repliegue y veo como a cada partido exagera más su fútbol tomando unos riesgos absolutamente innecesarios, mientras que Messi creo que confundió "paciencia" con "dejadez", ya que debería haber salido un poco más de la zona del 10 así como apoyar algunas jugadas de sus compañeros para ofrecer soluciones de pase.

No pido nada que sea imposible, PIDO ALGO QUE ESTOS JUGADORES YA HAN DADO Y PUEDEN SEGUIR DANDO. Igual soy exageradamente exigente, pero mejor criticar cuando se gana que cuando se pierde, no me cansaré de repetirlo. Este equipo, puede seguir agigantando su leyenda, y precisamente por ello me preocupa que no lo consiga, porque un equipo que no consigue ganar porque no está capacitado para ello, es comprensible, pero un equipo que no consigue ganar estando capacitado para ello es un pecado deportivo.

Fue un partidazo chicos, pero tiene que serlo los 90 minutos. Tiene que serlo jugando fácil. El espectáculo es la efectividad, no los "rondos a velocidad de vértigo" o las individualidades inverosímiles. Si tenemos "mala leche". Si no tenemos piedad... SEREMOS IMPARABLES.

VAMOS

Últimos posts

Blogs destacados