Para mí los defensas estuvieron soberbios, y estas son mis razones

Sí, va entre interrogantes porque yo vuelvo a opinar que se castiga injustamente a los de atrás, aunque desgraciadamente es algo tan común que soy consciente de que no será fácil cambiar la corriente de opinión, pero como siempre suelo decir, no escribo para convencer a los demás o para quedar bien, sino para expresar mi teoría en base a unos argumentos que me voy a extender en explicar y que al final intentaré resumir para todos aquell@s que me pedís contenidos más breves, aunque si el tema os interesa y encontráis un hueco, creo que para entenderme sería mejor leer el artículo completo y sin el resumen. Vamos allá.

-Obligatorio dividir el partido en tres partes

Empiezo diciendo que el partido de ayer tiene tres partes claramente diferenciadas. El Barça comienza muy conectado al partido y tiene la "suerte" - va entre comillas porque obviamente la suerte la buscamos saliendo muy vivos y ofreciendo un fútbol de gran calidad, pero anotar tan pronto para mí, siempre requiere de bastante fortuna - de abrir rápido el marcador, lo que sienta como un jarro de agua fría al Deportivo que se congela hasta morir con el 0-2 y 0-3 de Tello y Messi respectivamente, antes de llegar al minuto 18.

Esta es la primera parte del partido. El Barça venía de los siempre incordiantes partidos de selecciones, venía con muchas e importantes bajas y era consciente además de que el Miércoles toca Champions, por lo que a buen seguro todos los jugadores en el campo, como muchos aficionados - entre los que me incluyo - habrán pensado "tocar, dormir el partido y reservar energías...", y eso es lo que estábamos haciendo a la perfección, creo que sin haber recibido ni tan siquiera una ocasión, cuando de repente el señor colegiado se inventa un penalty que supone el 1-3

El 1-3 sigue siendo un buen marcador, y el Barça no tenía porqué cambiar su mentalidad, pero quien sí lo hizo fue el Deportivo de la Coruña que aprovechó ese momento "off" en la intensidad mental barcelonista, para poner el 2-3 en una acción a balón parado. Esa baja intensidad mental se deja ver bastante en el corner que regala Mascherano para ese 2-3. De haber estado más metido en el encuentro posiblemente hubiera conseguido controlar la pelota o enviarla fuera de banda, pero su concentración era baja, reaccionó tarde y colaboró, al igual que Valdés - que está realizando su peor inicio de temporada en mucho tiempo, aunque sigo insistiendo en defender bastante su error de ayer porque desde esa distancia y con todos los hombres que tenía delante era muy difícil que pudiera saber por donde iba a venir la pelota -, y sí, es cierto que bajar la guardia es algo de lo que no podemos culpar a nadie más que a nosotros, pero en defensa de los jugadores hay que decir que con temporadas tan largas, en partidos que se ponen tan bien como estos, está muy justificado que bajen la intensidad, de hecho me atrevo a decir que es casi obligado para poder administrar lo mejor posible las energías, ya que no conozco a ningún equipo en la historia que haya jugado el 100% de los partidos al 100% de intensidad, por tanto, fue Paradas Romero quien metió al Deportivo en el partido.

La segunda fase del encuentro llega a partir del 2-3, cuando el Barça volvió a conectarse al partido, recuperó la pelota e hizo el 2-4 que parecía definitivo, pero tampoco lo fue debido a otra acción a balón parado muy rigurosa que el Deportivo consiguió convertir para ponerse 3-4 y ver como el Barça se quedaba con 10, que es donde llega la tercera fase del encuentro.

-¿Por qué creo que nuestros defensas estuvieron soberbios? No debemos mirar defensivamente al Barça como a cualquier otro equipo. Si lo hacemos nos equivocamos.

Obviamente en esta tercera fase el Barça sufre más que de costumbre, pero yo más que quejarme del nivel defensivo, me rindo ante el trabajo defensivo del equipo, porque insisto en que para un equipo contragolpista si bien jugar con 10 también reduce su fuerza, para el Barça mucho más al no poder ocupar el campo en ataque como quisiera y complicar esto de sobre manera la elaboración de juego y retención de la posesión. De la "retención de la posesión", depende más del 60-70% de nuestro trabajo defensivo, porque "si yo tengo la pelota, tú no la tienes", y el otro 40-30% se suele realizar mediante la presión en la mitad de campo rival, por lo que acciones "propiamente defensivas", el Barça realiza muy pocas.

El Barça a veces repliega en su mitad de campo, pero no suele necesitarlo. El Barça a veces ofrece coberturas a sus laterales y centrales, pero no suele necesitarlo. El Barça obviamente sufre si tiene que defender en su mitad de campo propio, y sufre porque cuenta con Pedro, Messi, Tello, Xavi, Iniesta, Villa, Alexis, Cesc... jugadores que no han sido educados futbolísticamente para un estilo defensivo que no sea el nuestro, y si a esto le sumamos que en la línea defensiva contamos con laterales que más bien son carrileros como Alves, Montoya, Adriano y Alba, pues hay que comprender que el Barça en partidos como el de ayer tenga que sufrir, pero no solo por culpa de que jugamos con una línea defensiva carente de virtudes esenciales para realizar la acción defensiva como fue la compuesta por Montoya, Song, Adriano y Alba, sino porque las circunstancias que envolvían al partido - "virus Fifa", "Champions", lesiones... - más la expulsión de Mascherano eran un handicap bestial para el equipo, de ahí que os pueda asegurar que hacía mucho tiempo que no me sentía tan orgulloso del Barça como ayer.

Para mí estuvieron todos soberbios, porque si bien no consiguieron ese 60-70% defensivo mediante la posesión, si que fueron capaces de estar cerca - el cambio de Xavi decisivo, podría darme para elaborar otro tema - y el 40-50% restante que tuvieron que hacer esta vez no fue casi nunca mediante la presión, sino en repliegue con una defensa absolutamente de circunstancias. Es porque tengo en cuenta todos estos handicaps, que yo lejos de criticar ensalzo el papel de todo el equipo y en especial de la línea defensiva - impresionante por cierto el derroche de Jordi Alba, puede acabar siendo un fichaje muy barato... -, porque no podemos pretender que Adriano sea Terry y Song David Luiz. Porque no podemos pretender que Iniesta y Xavi sean Ramires y Obi Mikel Porque hay que analizar en función al estilo, al modelo y al colectivo, y vuelvo a insistir, la defensa es cosa de 11 de la misma manera que el ataque también lo es y el ataque es el que comienza la defensa.

En resumen:

No se trata de ir contra corriente o defender lo indefendible, sino de ser justos. No se puede analizar las acciones defensivas del Barça como analizamos las del Chelsea o el Real Madrid, porque no tenemos conceptos tácticos similares. El Barça vio como una nefasta actuación arbitral complicaba su partido al dejarle con 10 - hasta ahí, a pesar de los 2 goles encajados, no recuerdo ni un error o inquietud defensiva... -, y a partir de ahí tuvo que sufrir muchísimo no solo con una defensa de circunstancias - con 4 jugadores que no suman ni 90 minutos jugando juntos -, sino con un estilo defensivo de circunstancias debido a que la pérdida de un jugador penaliza mucho más a un estilo creativo y ofensivo como el del Barça, que destructivo y contragolpista como el de otros equipos. Es por esta razón que en lugar de atacar el trabajo defensivo de los defensas, les aplaudo y felicito por el buen papel que han realizado en un escenario futbolístico tan desfavorable para los 4 - o podemos decir 5 si sumamos a Busquets -. Entiendo que much@s no lo verán así, pero esta es al menos, mi sincera manera de verlo.

P.D: Por no hacer el tema todavía más extenso, dejo sin analizar el caso "Xavi-Cesc", y cómo un jugador que está realizando un partidazo impresionante, puede necesitar ser sustituido. Solo apuntaré, que por encima del individuo siempre está el colectivo y felicito a Cesc por minimizar su ira y aceptar el cambio con una profesionalidad extraordinaria. Este es el camino.

Últimos posts

Blogs destacados