Querido Messi. Capítulo VI

Ya de vuelta al trabajo, y me imagino que cada año va costando un poco más. Adiós al poder pasar todo tu tiempo libre con tus seres queridos. Adiós a pasar casi desapercibido. Adiós al día a día tranquilo sin grandes esfuerzos físicos o anímicos... Pero el trabajo también puede dar la felicidad y más especialmente si amas tu trabajo como tú lo llevas haciendo durante más de 15 años tanto en Barcelona como en Argentina. Cierto es que ya son muchos años y que tanto la carga de trabajo como el estrés propiciado por ser una figura mundial pueden agotar a cualquiera, pero estoy plenamente convencido de que tú querido Messi, sabrás apreciar lo que tienes y aprovechar al máximo un momento que otros como tú por su inexperiencia o su "entorno", no pudieron aprovechar y a buen seguro esa espina siempre les quedará clavada dentro de sí.

Hace cosa de un mes has alcanzado los 25 años y lo has hecho con 5 Ligas, 5 Supercopas de España, 3 Champions League, 2 Copas del Rey, 2 Mundiales de clubes, 2 Supercopas de Europa, 1 Oro en los Juegos Olímpicos y un Mundial Sub'20 en tu palmarés colectivo, mientras que en el plano individual tus reconocimientos han sido tan grandes que solo citaré un par de ellos para no abarrotar la nueva carta que te dedico. Por encima de cualquier distinción, la más importante sin duda es el ser considerado por casi todos los seguidores del Fútbol Mundial como el mejor jugador del mundo y cuando menos uno de los cinco mejores de la historia, así como haberte convertido hace pocos meses en el máximo goleador de la historia de nuestro querido Barça.

Soy consciente de que acumular todos estos éxitos invitan más a la relajación que a mostrarse cada vez más agresivos y competitivos, pero el gran objetivo más allá de contar si tienes 20 o 30 títulos, debe ser el de conseguir ganar cuantos más mejor para que cuando finalices tu carrera exista unanimidad a la hora de proclamarte lo que debes por las condiciones que Dios te ha dado, es decir, el mejor jugador de la historia del Fútbol sin discusión.

Muchos aseguran que para eso te falta ganar un Mundial. Otros, entre los que me incluyo, no estamos de acuerdo para nada con semejante aseveración, pero este sin duda, debe ser otro de los grandes motivos que te empujen a continuar en la maravillosa línea de trabajo y profesionalidad que has seguido durante todos estos años. El Mundial de 2014 queda cada vez más cerca y en él tendrás una nueva oportunidad de conseguir el último título que te falta para que no exista nadie sobre la faz de la tierra que pueda cuestionar la supremacía que ya ostentas, ni siquiera los fanáticos que todavía hoy lo hacen con el apoyo de muchos medios interesados de comunicación.

¿Qué más decirte Leo? No mucho. Solo agradecerte una vez más todo lo que has hecho durante todos años, y dejar claro que somos conscientes de que con todo lo realizado, dormirse en los laureles sería algo comprensible porque aunque con tu fútbol no lo parezca, también eres humano, pero aunque eso sucediera puedes estar seguro de que te seguiremos apoyando porque nadie va a olvidar nunca lo que has dado y estás dando a este club. Un día soñé con que llegara el jugador perfecto al Barcelona, pero te aseguro que no te llegaba ni a las suela de los zapatos querido Messi. Para un incondicional del fútbol como yo, que para el Fútbol ya es una noticia triste, pero dejar de ver a Messi es mucho más doloroso. ¡No sabes cuanto te hemos echado de menos pibe!

¡ Aguante Leo !

Últimos posts

Blogs destacados