¡More Tenis!

Colocada en el peor lugar posible

Como es habitual en cada Grand Slam, Wimbledon nos está dejando golpes espectaculares, puntos interminables pero, también, imágenes muy poco habituales sobre una pista de tenis. Es lo que sucedió en el partido entre el estadounidense Mardy Fish y el francés Jo-Wilfried Tsonga. En un saque de Fish, la pelota impactó en la cara de una de las jueces de línea.

La velocidad del saque, casi 190 km/h, y lo rotundo del golpe hizo que muchos se temiesen un final muy poco feliz. Incluso Tsonga se acercó de inmediato para conocer el estado de la joven. El partido estuvo interrumpido unos minutos mientras la chica recibía asistencias aunque, afortunadamente, no hubo que lamentar ningún tipo de daño al margen de un inevitable chichón.

Mira cómo fue el brutal impacto

Últimos posts

Blogs destacados