Patrick Mouratoglou

Los porqués de la lesión de Rafa Nadal

La ya famosa lesión de rodilla de Rafa Nadal no es la única lesión seria que hemos visto en el circuito últimamente. Sin ir más lejos, ahora es Gael Monfils el que vive una situación parecida, por no hablar de los problemas de Jo-Wilfried Tsonga con un dedo o la fiebre de David Ferrer. Todo ellos han vuelto a poner sobre la mesa un viejo debate sobre si los jugadores deben o no jugar lesionados.

Evidentemente hay diferentes tipos de lesiones: menores, serias y muy serias. Nosotros hemos visto casos de jugadores con lesiones serias que se convirtieron en muy serias por seguir jugando. Como en el caso de Juan Martín del Potro, que jugó el Open de Australia con una fuerte tendinitis en su muñeca: después estuvo un año fuera de las pistas de tenis y tuvo que pasar dos veces por quirófano.

Es cierto que jugar lesionado también puede generar poco o ningún problema en el futuro. Jugar con dolores o lesiones es algo muy habitual en los jugadores. Las pequeñas lesiones son muy comunes e inevitables en la vida de un deportista, además de la mejor manera de aprender a sobrellevarlas y a convivir con ellas. De todos modos, un tenista debe de ser capaz de identificar la gravedad de una lesión y poder determinar si puede o no jugar. Si te equivocas, a largo plazo puede ser fatal, como ocurrió en el caso de Nadal y Del Potro.

Es también vital saber que el estrés también puede causar lesiones, casi todos los jugadores experimentan problemas antes de disputar un torneo. Por eso es tan importante saber diferenciar entre los dolores y una lesión real. Al margen del estrés, el jugador de tenis está expuesto a lesiones bastante comunes en todos ellos: el hombro suele ser la primera en la lista, por la agresividad del servicio; la espalda y las rodillas también suelen ser lesiones muy habituales, por no nombrar a los tobillos, sin duda la parte más sensible.

Recuerdo haber visto a Murray hacerse un esguince bestial durante un Open de Australia hace ya unos cuentos años. Fue increíble lo que tuvo que aguantar para poder seguir jugando el partido después de eso. Pero lo hizo, y acabó ganando aquel partido.

Últimos posts

Blogs destacados