Pie a fondo

El gran desafío de Alonso (hasta final de año)

Terminaron las vacaciones y uno de las pausas veraniegas más largas en la historia de la Fórmula 1. Pero, sin acción, hubo un gran protagonista: Fernando Alonso.

Con la mitad del campeonato ya vencido llegaban los inevitables balances. Curiosamente, hubo unanimidad en todos ellos: este año se destacó la singular circunstancia de que el líder del certamen  en agosto fuera un "outsider" en marzo. Se centró así  el foco en  la aportación personal del piloto por encima de la máquina, elevando su dimensión  a la de los grandes de la Fórmula 1. Varias clasificaciones y encuestas aparecidas durante este mes han incidido en este dato.

Primero fue la Gazzetta dello Sport, el periódico deportivo italiano de referencia. En su clasificación de  los pilotos Alonso recibió la nota máxima.  "El mérito es por encima de todo del español, ha logrado sacar el 101% del coche, sin errores…". No deja de tener su miga que sea un medio italiano el que, indirectamente, minusvalore a Ferrari y atribuya todo el mérito a su piloto.

[Te puede interesar: La clasificación del Mundial de Piloto 2012]

También la revista alemana  Auto Motor und Sport clasifico a los pilotos de la actual parrilla con  un baremo determinado por diferentes factores. Pues bien, aunque Alonso recibía 9.09 sobre diez, Sebastian Vettel  obtenía una puntuación de 7.64. Hamilton, Raikkonen y Webber, clasificados por detrás, estaban prácticamente empatados con el alemán (7.55, 7.27 y 7.00, respectivamente). En definitiva, el piloto español era valorado muy por encima del resto de sus rivales para el título.

El prestigioso periodista británico, James Allen, también abría una encuesta en su página de Internet. De nuevo el líder del campeonato  terminaba clasificado en primera posición con una puntuación de 9.5, frente a un  Hamilton en segunda posición con 8.5.

En líneas generales, en torno a Alonso se recogen dos ideas principales. Por un lado, el español ha elevado su nivel muy por encima de las dos temporadas en las que logró sendos títulos. Por otro, se destaca que, por las circunstancias, un título del español se convertiría en uno de los éxitos deportivos más destacados en la historia de la Fórmula 1. Porque, en un deporte donde  la incidencia del factor técnico es crucial, que el  factor humano sea capaz de revertirlo resultaría excepcional.

[Te puede interesar: Alonso no descarta a Hamilton de la lucha por el título]

Sin embargo, los elogios y la posición de Alonso se han convertido en un arma de doble filo. Porque parece que es el español quien tiene todo que perder. Recordemos cómo  Alonso volvió a dar una realista voz de alarma sobre el verdadero nivel del F2012. McLaren ha  progresado seriamente en las dos últimas carreras y Red Bull cuenta con el monoplaza más consistente de la parrilla, sin olvidar la progresión de Lotus.  Tras una fantástica primera mitad de campeonato, con estos resultados y su reconocimiento general, supondría una auténtica decepción que se escapara nuevamente el título. Porque, hay que ser realistas,  se antoja realmente complicado. Y si lamentablemente así ocurriera,  en buena medida también  se debería a que Alonso  opta hoy a un resultado inesperado para el potencial de Ferrari. El gran mérito que todo el mundo está reconociendo este verano.

Recientemente, un reconocido periodista italiano me decía que Alonso debería lograr al menos un título para pasar a la historia de Ferrari. De lo contrario, se quedaría como un gran campeón "inacabado".  Por ello, tras la decepción de 2010,  sería muy duro dejar pasar esta oportunidad. Hay que rematar la jugada. Esta es la grandeza y el gran desafío que Fernando Alonso afronta de aquí a final de campeonato.

Últimos posts

Blogs destacados