Pie a fondo

Felipe Massa vive en una habitación cargada de gas

"Ha sido divertido leer esta mañana en los medios cómo un mismo concepto puede ser interpretado de manera distinta de un día para otro" Ferrari saltaba  el miércoles a través de Twitter para apagar los rumores que se extendían como la pólvora sobre el futuro de Felipe Massa tras el pasado Gran Premio de España, donde volvió a cosechar otro pobre resultado. Al día siguiente, surgieron todo tipo de especulaciones, incluso hasta  se especulaba con posibles sustitutos

Un segundo "tuit" siguió al anterior: "Lo que se publicó el lunes por la tarde en nuestra web, reflejaba sólo lo que Domenicali dijo el domingo noche sobre Felipe. ¡Solamente eso!" ¿ Y qué dijo  el máximo responsable del equipo tras el Gran Premio de España?

En primer lugar, Domenicali analizaba el actual campeonato y la puntuación lograda hasta el momento por sus principales protagonistas en el contexto de tremenda igualdad actual. "Con tanta igualdad", decía, "la distribución es más abierta y, consecuentemente, los líderes tienen menos puntos. A continuación desglosaba los de todos los pilotos, tanto el año pasado y este, e incluía también la de los equipos incluyendo a los equipos. Siguió con la comparativa de Alonso, y luego con Massa. Al analizar la puntuación del brasileño a estas alturas del campeonato, apuntaba, "la caída de puntos (de Massa) se ha hecho notar" Al especificar que Massa tenía 49 puntos hace dos años, 24 el pasado, y solo dos este, ponía en evidencia  su situación.  Es cierto que parecía una llamada de atención, pero nada de la que pudiera interpretarse un cuestionamiento rotundo.

A continuación, aludía a la carrera del brasileño  en Barcelona como "unlucky", que en castellano se tradujo por agencias como "desafortunada". Y hubo quien pudo ver, ahora sí, ver una crítica más dura. Pero, la traducción real tiene que ver con la mala fortuna más que en un mal desempeño. Porque, además, fue lo que ocurrió con el brasileño en Montmeló. El tráfico en el Q2 y la sanción el domingo empañaron la buena actuación que Massa estaba llevando en carrera.

Y quien sentía en lo anterior un anticipo de ultimatum, encontraba el remate en las palabras de Domenicali que seguían a continuación, y en las que decía que, " como todo el mundo, y él mas que nadie, espera un cambio de marcha empezando ya en el Gran Premio de Mónaco, su segundo hogar, ya que vive justo a un centenar de metros de lo que el domingo será el paddock" y bla bla bla…

Pero la realidad es que,  leídas y analizadas fríamente, no parece que Ferrari hubiera puesto una pistola en la sien con semejantes palabras y que la polémica sobre Massa haya sido alimentada deliberadamente por Ferrari. Pero también es muy cierto que, por su actual situación vive ya en una habitación llena de gas a presión, y a la menor chispa….Porque, objetivamente,  la situación es grave tanto para Ferrari como para el propio Massa.

Parece que el crédito se esta acabando.  En estos momentos, Ferrari es cuarto en el Campeonato de Constructores, incluso por detrás de Lotus, que cuenta con un monoplaza consistentemente rápido y dos pilotos —Raikkonen y Grosjean- regularmente en los puntos. Ya hemos hablado aquí de la trascendencia económica de esta clasificación. Y  a día de hoy, nadie  apostaría a que Ferrari pueda mejorar dicha situación en las actuales circunstancias si solo depende de un piloto, aunque este sea el líder del Mundial.

Además, la Scuderia no cuenta con un segundo espada capaz de inmiscuirse entre los rivales de otros equipos y restarles puntos para ayudar a  Alonso. Y, a pesar de las buenas intenciones y la protección que hasta el momento ha dispensado el equipo al brasileño, Massa no ofrece signos de  poder mejorar De hecho, como especificó el propio Domenicali, su curva  de rendimiento es totalmente descendente. Y como explicaba el periodista brasileño Reginaldo Leme, cercano al brasileño, "solo un fuera de serie puede llevar el F2012". A Massa se le ha atragantado este coche, y también los neumáticos Pirelli. Solo hay que comprobar sus resultados en entrenamientos y carrera en las cinco primeras pruebas

Por tanto, la tormenta en un vaso de agua que Ferrari pretendía aplacar estos días puede volverse en un huracán de seguir la tendencia actual de Massa. Ni siquiera el equipo italiano podrá mantener mucho tiempo la presión de la opinión pública. El problema para Ferrari es que no tiene pilotos de calidad que le puedan sustituir en estos momentos. El equipo italiano busca ansiosamente que Massa mejore su rendimiento para contar con margen  de maniobra que le permita buscar un sustituto el próximo año —Webber está muy alto en la lista-, pero carrera tras carrera, el brasileño pierde argumentos. No es de extrañar que a la menor fisura que pueda mostrar Ferrari todo el mundo quiera ver una lógica pérdida de paciencia.

En estos momentos, la posición de Felipe Massa se asemeja a una presa que está haciendo grietas. Y en Maranello parece que, con la mejor intención, quieren taparla a base de poner las manos.  Por todo ello, Domenicali tiene mucha razón en un punto concreto: Mónaco es un gran premio realmente crítico para Felipe Massa. Precisamente, uno de los más difíciles de todo el campeonato…

Últimos posts

Blogs destacados