Pie a fondo

Red Bull y su espada de Damocles para perder en 2012

¿Están los pilotos de Red Bull en camino de perder el título en la presente temporada? Con ocho y diez puntos de diferencia entre Vettel y Webber sobre el líder, contestar afirmativamente esta pregunta  resultaría temerario, desde luego. Pero si proyectamos el herido talón de aquiles de Red Bull hacia las siete pruebas finales del campeonato, si el equipo austríaco mantiene el porcentaje de problemas técnicos sufridos hasta ahora en la temporada, el tema puede estar crudo.

Como ya ocurriera varias veces en el pasado, los monoplazas de Newey están mostrando un nivel preocupante de fiabilidad. Quizás nadie recuerde sus dos primeros años en Red Bull, donde los coches se rompían con una facilidad escandalosa. El británico siempre ha sido famoso por  sacrificar el planteamiento global de un coche en aras de la aerodinámica.  Recordemos, por ejemplo,  Newey no quería  ni ver el Kers en sus coches por los compromisos aerodinámicos a los que le obligaba. O cómo en su primer monoplaza, el Leyton House, sus pilotos Ivan Capelli  y Mauricio Guguelmin prácticamente ni cabían dentro.

En su afán por llevar la eficacia aerodinámica al extremo, sus monoplazas han sufrido mecánicamente en el pasado. Que le pregunten a Pedro Martínez de la Rosa en su época de probador en McLaren. Incluso hubo un monoplaza, el MP4/18, que ni siquiera pudo debutar de tantos problemas como provocaba. .  Recuerdo cómo en su día, De La Rosa nos comentaba los problemas de refrigeración y las consecuencias en elementos internos del coche que provocaba una aerodinámica extrema.

Evidentemente, no estamos en condiciones de afirmar que todos los problemas mecánicos del RB8 esta temporada  se deriven de su configuración aerodinámica. Pero estos días está surgiendo la polémica con el alternador del propulsor de Renault. El fabricante francés afirmaba al llegar a Singapur que no tenía totalmente controladas las causas del problema que dejaba tirado a Vettel en Valencia —con una victoria en la mano- y en Monza. Y si bien es cierto que también se han producido en el Lotus, algunas voces están apuntando a que los problemas en el motor Renault son más específicos en los Red Bull, precisamente por la configuración aerodinámica de su parte trasera.

Independientemente de las causas, Singapur puede ser una pista crítica para este problema que parece sigue flotando en el aire. Quedan todavía algunas lentas y de condiciones ambientales de mucho calor,  terreno que sobre el papel es el más propicio para esta avería. De reproducirse otra vez a estas alturas cruciales del campeonato, ya pueden empezar a despedirse del título sus pilotos.

Pero no solo se trata del alternador. Webber lleva ya dos penalizaciones en parrilla por sendas sustituciones del cambio. El Kers ha fallado en varias ocasiones, y el australiano recordaba al llegar a Singapur cómo también el DRS  hizo de las suyas en otras carreras.Además de algunos "bits and bops", en graciosa expresión para apuntar que hubo este año otro tipo de incidentes mecánicos.

Si aplicáramos estadísticamente este índice de averías a lo que resta de temporada, es legítimo deducir que en Red Bull tienen una espada de Damocles sobre la cabeza.  Además, como el propio Webber reconocía estos días, "en las últimas carreras no hemos sacado el partido al monoplaza, hemos estados por debajo de nuestro nivel". Los neumáticos más duros y las pistas rápidas han supuesto un retroceso para Red Bull, que además está acusando notablemente la desaparición de los escapes de soplado. Y no olvidemos que desde Alemania, cuando se prohibieron sus "especiales" mapas de motor, han dado un paso atrás en competitividad, sobre todo en entrenamientos.

Por tanto, con la  fiabilidad en el aire y un menor rendimiento en las pistas, si en Red Bull quieren revalidar el título, tienen mucho trabajo por delante en los momentos más críticos de la temporada. Hacer pronósticos, como decíamos, resulta atrevido a estas alturas del partido. Pero si tuviéramos que ir hoy mismo a la ventanilla de apuestas, nuestro dinero iría a parar a otros colores. Luego llega Vettel, como hace dos años, y te hace perder todo tu dinero.. .:-)

Últimos posts

Blogs destacados