Pie a fondo

¿Seguirá Sebastian Vettel sacando su dedo en 2012?

"Es cierto, solo sé perder de mala manera ¿Para qué iba a perder? Si supiera perder bien, no estaría en Fórmula 1. Estaba muy decepcionado". Sebastian Vettel volvió a confirmar días después del Gran Premio de Malasia una impresión general sobre él: tras esa personalidad inteligente y sonriente, late otra más oscura que contrasta totalmente con la primera. Y que ni esconde, ni tampoco parece importarle mucho que aflore.

A pesar de momentos puntuales,  lo cierto es que Vettel ha disfrutado de una privilegiada situación como recién llegado a la Fórmula 1.  Pero, si por lo visto en este comienzo de temporada, el piloto alemán  no contara con el mejor monoplaza de la parrilla   ¿Como reaccionará el piloto alemán si el RB8 ya no cuenta con la superioridad de Red Bull en los últimos años? ¿Y si Mark Webber le planta regularmente cara, como sucedió en las dos primeras carreras de 2012?

Le ocurrió a Lewis Hamilton, y también a Vettel. No es fácil aterrizar en la Fórmula 1 y contar con un monoplaza competitivo desde el comienzo. Dejando al margen la temporada de Toro Rosso por razones obvias, los tres años siguientes han sido para  el piloto alemán un verdadero paraíso.  Aunque en 2009 el doble difusor de Brawn dejó descolocado a todo el personal, en su primer año con un equipo competitivo Vettel logró cuatro victorias.

En las dos temporadas siguientes, con el mejor monoplaza de la parrilla,  llegaron dos títulos seguidos. En 2010, aún tuvo cierta rivalidad por parte de Webber. El pasado año, adaptándose magistralmente a los difusores de soplado y a los nuevos Pirelli, logró cifras de escándalo.

En tan corta carrera de Fórmula 1, el piloto alemán no puede quejarse. Fernando Alonso, por ejemplo, considerado como el mejor piloto de la actualidad, ha conseguido nueve victorias desde 2008.  Vettel lleva veintiún triunfos y dos títulos desde entonces. Casi tantas victorias como Hamilton y Button . En definitiva, infinitamente mejores resultados que ninguno de los cinco campeones del mundo restantes ahora en activo.

Parece ya evidente que la nueva reglamentación ha neutralizado la gran ventaja que Red Bull disfrutaba el pasado año. Desde mediados de 2010 el equipo fue desarrollando al máximo la tecnología de los escapes de soplado, madura y ya extremadamente competitiva en 2011. Sin ella, hemos visto los resultados de las dos primeras carreras. Ojo, no se trata de que el RB8 sea un monoplaza inferior a sus rivales. Simplemente, ya no cuenta con aquellas ventajas técnicas que proporcionaban  a sus pilotos un gran margen de maniobra. Aunque Webber no pudiera aprovecharlo.

Ahora nos encontramos con un Webber que ha batido en dos ocasiones a su compañero de equipo, a un piloto -Vettel- que ha de apostar por estrategias a la contra —como en los entrenamientos de Malasia- para compensar los problemas del RB8. Parece que el equipo austríaco no ha logrado todavía la configuración ideal de los escapes, y  que el comportamiento del coche está "desconectado" (en palabras de Webber) según sea el tipo de curva.

Y Vettel ya no sale en cabeza con el confort del año pasado, ni controla las carreras con la misma comodidad, ni resulta tan fácil superar a los doblados, y los accidentes como el de Karthikeyan en Malasia son más fáciles cuando uno tiene que pelear en pelotón… Y Vettel, claro, se "cabrea", y tampoco lo disimula como cuando se le torcía el panorama en 2010 (Turquía y Hungría). Y como le sucedió con el piloto indio en Malasia, con un gesto impropio de un campeón del mundo, y su reacción en días posteriores.

Quizás Red Bull perfile finalmente un monoplaza capaz de  permitir que Vettel logre su tercer título, quién sabe. Pero, por ahora, al piloto alemán parece que  tendrá que "picar piedra" en 2012.  Puede que en el box de al lado se encuentre con  un compañero de equipo capaz de plantarle cara.  En definitiva, quizás esta temporada desafíe a Vettel como hasta ahora no ha ocurrido en su corta carrera. "Solo sé perder de mala manera"…Ya veremos. De momento,  en 2012 sigue utilizando el famoso dedo de su mano, solo que ahora de diferente forma.

Últimos posts

Blogs destacados