Rafael Benitez

El Bayern, pareja de baile del Chelsea

Si el Chelsea un día antes había roto los pronósticos asegurándose una plaza en la final del próximo 19 de mayo en Múnich, anoche hizo otro tanto de lo mismo el Bayern, aunque aquí el referido pronóstico no estaba tan claro desde la ida. Quedan en la cuneta Barcelona y Real Madrid y muniqueses y londinenses se jugarán el título entre ellos. Otra vez el propio fútbol volvió a hacer de las suyas y nos devolvió a la realidad por encima de las prematuras, y a lo que se ve poco fundamentadas, apuestas.

Real Madrid, 2-Bayern Múnich, 1. (1-3 penaltis).

Empezó la segunda semifinal de la Europa Champions League sin apenas sorpresas en cuanto a las alineaciones iniciales y también en lo táctico. Los dos equipos saltan al campo con el 'once' previsto y con un 1-4-2-3-1 como dibujo de partida en el rectángulo de juego. Y con la misma idea, repliegue cuando no tienen la pelota y salida rápida al contraataque cuando la recuperan.

El Real Madrid, como hizo en el choque de ida, apuesta bastante por los balones largos, diagonales o paralelos tratando de buscar la espalda de la defensa bávara. Y lo hace tanto por medio de Xabi Alonso, como de Pepe e incluso Sergio Ramos. En general, es cierto, sin mucha efectividad, pero es una declaración de intenciones de lo que pretende hacer el cuadro madridista en ese ejercicio de vuelta de su semifinal.

Antes de seguir con el análisis, digamos, más táctico, voy a comentar una jugada que me pareció curiosa. A los tres minutos, Ozil reclama una falta de Luiz Gustavo, el árbitro deja seguir dando 'la ventaja' y el brasileño, que cree que le han pitado falta, coge el balón con las manos. El colegiado pita el consiguiente libre directo pero sin amonestar al jugador. Sin embargo, luego vimos como David Alaba, que recibe un pelotazo en el brazo sin hacer él intención de jugar el balón, ve la tarjeta amarilla y le pitan penalti. Sólo como un aporte o un detalle curioso.

Empieza el partido con un remate de Khedira algo forzado que para Neuer. Enseguida una subida y posterior centro de Marcelo que remata Di María con potencia. El balón, como queda dicho, va al brazo de Alaba y el árbitro pita la pena máxima y lo amonesta. El penalti lo transforma Cristiano Ronaldo en el primer gol del duelo y pone en ventaja al Real Madrid, obligando al Bayern de Múnich a marcar para acceder a la final.

Tras el correspondiente saque de centro posterior al tanto, el bloque madridista aprieta con intensidad. Ozil se mueve con inteligencia en ataque, busca bien la espalda de los centrales cuando salen a apretar a Benzema y parece que los 'blancos' se van a hacer con el control absoluto. Sin embargo, el lateral izquierdo Alaba se incorpora al ataque, llega hasta la línea de fondo y su centro se convierte en una excelente ocasión que falla Robben, al que el bote alto del balón le dificulta el remate hasta hacerlo imposible.

Sigue el Bayern sin asustarse y, a los 11 minutos llega una jugada de Ribery, con tiro de Mario Gómez y el rechace casi lo recoge el propio Ribery para marcar, aunque se le adelanta un defensor.

Sólo dos minutos después, Alaba coge la espalda a la defensa pero central mal. Este movimiento se repitió en alguna otra ocasión con más de un atacante del Bayern, ya que Arbeloa seguía a Ribery, consciente de la peligrosidad del francés, y abandonaba su zona en el lateral derecho.

Minuto 13'45. Khedira pierde el control del balón, que sale rechazado en la disputa del mismo hacia Ozil, quien rápidamente pasa a Ronaldo, entre Lahm y Boateng, y el portugués consigue el 2-0. Todo parecía favorable para el Real Madrid que se repliega y espera al Bayern en su campo para seguir saliendo a la contra en cuanto recuperan el balón o golpear largo a la espalda de la defensa si se produce el desmarque adecuado.

El Bayern busca a Robben, zurdo en la derecha, al que cierra su pierna izquierda Marcelo y que, además, recibe la ayuda de Khedira para que no salga con facilidad por dentro.

Sigue asustando el cuadro bávaro con un contraataque de Ribery, a los 19 minutos, y un tiro de Mario Gómez gracias a la subida de Alaba, que hace dudar a Pepe y le da tiempo al delantero del club alemán para preparar el tiro. Mientras tanto, Arbeloa seguía a Ribery, como ya comentamos anteriormente. Un minuto más tarde, otro tiro de Luiz Gustavo aprovechando el espacio que se creaba en el centro ante las ayudas de los centrocampistas del Madrid a sus laterales.

Como ya vimos en la semifinal anterior, la posesión no es determinante, pero en el minuto 25 era del 39 % para los locales y del 61 % restante para los visitantes.

En ese mismo minuto, Ronaldo centra con potencia y Neuer deja el balón corto, peligro. Pero en el contragolpe de esa jugada Mario Gómez abre hacia Toni Kroos, que centra al área para que Pepe cometa penalti sobre el hispano-alemán. Tarjeta amarilla para el portugués y lanzamiento transformado por Robben para el 2-1. Se iguala de este modo la eliminatoria.

A los 29 minutos, otra de las características de este Real Madrid. Falta que sacan rápido para que tire Ronaldo y casi llega Pepe para desviar. Un minuto más tarde, tras otro cambio de orientación largo, recibe Benzema que recorta hacia adentro y tira cruzado con peligro con su pierna derecha.

Siguen las ocasiones y en el 33 Kroos vuelve a encontrar a Gómez, que tira al cuerpo de Casillas. Sólo un minuto más tarde un defensor le arrebata el balón a Ribery cuando estaba a punto de tirar.

Desde aquí y hasta el descanso observamos un par de golpeos largos de los locales, por parte de Pepe y Sergio Ramos, un saque de banda a la espalda de la defensa del madrileña, por cierto algo despistada, y, como detalle, el hecho de que Ribery se moviese hacia la derecha para buscar superioridad en esa zona y hacer paredes con Robben, Kroos o Gómez en ese lado, como vimos en el último tiro con peligro de Robben justo antes del descanso.

La segunda parte

Se inicia la segunda mitad con un centro cruzado de Benzema que no encuentra rematador. Pero enseguida, esa posición de Ribery junto a Robben crea superioridad en esa zona derecha y el centro de Lahm termina con un remate de cabeza cruzado de Gómez con mucho peligro.

El Bayern maneja el partido sin ansiedad, no les importa jugar con su portero cuantas veces sea necesario para mantener la posesión o no arriesgar en un pase en defensa.

En el minuto 55 llega un saque de falta rápido del Real Madrid que culmina Benzema con un tiro cruzado. Arbeloa ve cuatro minutos después la tarjeta amarilla al parar un contraataque llevado por Ribery. Pero el desarrollo del juego sigue siendo el mismo, un bloque madridista replegado para salir a la contra y el alemán moviendo el balón sin prisa, pero sin pausa.

Hay a continuación algunos lanzamientos de falta por parte de Kroos o Ronaldo, pero sin consecuencias para ninguna de las porterías, y algún contragolpe que otro, pero también sin demasiado peligro.

Mourinho busca frescura y da entrada a Kaká en el 74, pasando Ozil a la derecha.

En el minuto 77, Benzema se marcha en la banda de Badstuber y su centro lo termina despejando Boateng.

El conjunto muniqués sigue a lo suyo y Gómez (m. 85), a la media vuelta, tira y los alemanes reclaman penalti. Un minuto más tarde, Alaba le coge la espalda a la defensa, combina con Robben que, a su vez y con su pase, deja sólo a Gómez, que no remata a la primera y da tiempo a que lleguen los defensas y desbaraten una clara oportunidad de gol. Arbeloa seguía a Ribery, Ozil no siguió a Alaba y Pepe llegó tarde propiciando la jugada de peligro. Sin tiempo para más, se llega a la prórroga.

Se inicia el juego de la misma manera que comenzó el partido, con el RM apretando y el BM sin acelerarse. Heynckes da entrada a Müller por Ribery, pasando Robben a la izquierda, aunque algo más tarde volvió a su posición en la derecha.

Kroos y Schweinsteiger manejan el balón y Luiz Gustavo sigue haciendo un gran trabajo de recuperación en medio campo, aunque y en el minuto 101 ve la amarilla tras una nueva falta, la enésima, esta vez sobre Pepe. El brasileño se perderá la final, lo mismo que Badstuber, que también vio una tarjeta que le acarrea suspensión.

En la segunda parte de la prórroga entra Higuaín por Benzema y, algo más tarde, Granero por Ozil, pero salvo la amarilla a Granero, según el árbitro por simular un penalti, no hay mucho que destacar. Alguna jugada de peligro de Kaká y la atención de ambos equipos para evitar las contras del rival.

Si acaso y como digno de mención, una jugada de peligro de Gómez que recupera Marcelo para hacer un eslalon evitando a tres jugadores y pasando a Kaká que estaba en fuera de juego.

Boateng se va al suelo porque tiene calambres y el árbitro concluye el partido para decidir el finalista en lanzamientos desde el punto de penalti.

Pasa el Bayern

Y ahí la suerte suprema sonríe el cuadro alemán. David Alaba abre la cuenta (1-0), impresionante el joven jugador del equipo muniqués todo el partido, falla Cristiano Ronaldo parando Neuer justo antes de que Mario Gómez ponga a su equipo por delante 2-0 y acierta de nuevo el meta alemán en el lanzamiento de Kaká. Cuando todo parecía a favor de los visitantes, Casillas le para el lanzamiento a Toni Kroos y Xabi Alonso acorta distancias (2-1). Lahm vuelve a encontrarse con Casillas y el Real Madrid tiene la opción de empatar la tanda. Pero a Sergio Ramos se le va el balón por encima de la portería y Schweinsteiger marca para sellar el billete de su equipo a una final en la que será anfitrión por disputarse en su estadio. Decepción madridista y euforia y fiesta por todo lo alto en el bando del Bayern. Enhorabuena.

Y otro apunte. España se queda sin representantes en la final del día 19 cuando todas las quinielas daban por seguro que Barcelona y Real Madrid serían los elegidos. Cosas del fútbol.

Post extraído de la web www.rafabenitez.com

Últimos posts

Blogs destacados