Renglones Torcidos

La otra cara de Borja, el verdadero hispano

Borja “Hispano” Fernández está contento, es un hombre feliz. Desde Nantes, donde vive, le requieren para formularle entrevistas la semana que se juega un Real Madrid-Barça. Los compañeros de Estudio Estadio le hicieron una entrevista, vía Skype y en Marca rebotaron la historia que publicamos aquí, recordando que hace unos años ellos ya le hicieron un reportaje cuando jugaba al baloncesto en el CAI de baloncesto, en 2004. Sin haber jugado en el equipo de los campeones del mundo se ha convertido en la bandera de ese grupo de deportistas por su peculiar historia como “el primer Hispano”. Ya dije que Borja es un tipo especial, tanto que vino al mundo un 25 de diciembre de 1981, una fecha muy significativa para el mundo cristiano. Antes del campeonato y aprovechando el parón en la liga francesa, Borja se reunió con dos amigos en Asturias: Javier Ancizu, jugador del BMHuesca y Antonio Cartón, que juega en Caja3 Aragón de Zaragoza, para grabar un video muy curioso:

A lo largo de su vida deportiva ha ido marcando su cuerpo con una serie de tatuajes que corresponden a un estado de ánimo o a un deseo de dejar constancia de momentos que marcaron su vida. Empezando por la palabra Hispano en sus abdominales:

La cruz de la victoria, así como el himno de Asturias, que lleva tatuados en su hombro izquierdo y en el brazo derecho, responden a su salida de su casa, para recordar su tierra y el lugar de dónde viene.

"Quod me non necat, facit fortis" ("lo que no te mata te hace más fuerte") es el lema que reza en su brazo izquierdo, grabado en un momento donde las cosas no le estaban saliendo bien.

XIV, es el número grabado en latín que se tatuó cuando jugaba al baloncesto, en honor por entonces a Raúl López, ejemplo a seguir en la Penya, donde él jugó.

Fuerza y Honor!!! para el gladiador Borja Fernandez Hispano, un símbolo para todos los que han hecho del balonmano un deporte de valor y Campeones del Mundo.

José Joaquín Brotons

Últimos posts

Blogs destacados