Renglones Torcidos

Dilema o diploma

Le escribe Fernando Romay a Juanma López Iturriaga, dos míticas medallas de plata en Los Ángeles 84, en Twitter: "Cuántos partidos saliste a perder en tu vida? No hay más que decir señoría. Los que piensan así no son deportistas". Estamos ante un dilema. Ganar a Brasil nos pone en el camino de los norteamericanos en las semifinales de la competición olímpica y por tanto, en el mejor de los casos nos sitúa en la pelea por el bronce. Eso suponiendo que ganar a Brasil sea posible o que los sudamericanos no estén pensando en perder para evitar ser ellos los rivales de USA. Ya sabéis que los cristianos tenemos penada la falsedad en nuestro código religioso, mientras que en el Islam mentir en defensa propia no requiere penitencia, ni castigo. La frase del gallego simpático es un deseo deportivo muy valorable y honrado, pero la pregunta que surge a la hora de despejar dudas es: ¿A que ha ido la selección española a Londres 2012? Sin duda, a por una medalla y el peor objetivo no está en colgarse el peor de los metales.

El dilema es tan inquietante que empezamos a escuchar frases como la de Fernando Romay o la del presidente de la Federación, José Luis Sáez: "En España de basket… ni un jugador, ni un entrenador, ni un presidente salen a perder… que valores puedes trasmitir?" Me alegro por la rectitud del que manda, pero ambas expresiones, la de Sáez y Romay, denotan que en el ambiente la posibilidad de evitar ganar a Brasil se contempla en la masa que sigue el baloncesto e incluso en aquellos que solo lo hacen cuando hay Juegos Olímpicos. Evitaré ser tan necio como para posicionarme en uno u otro plato de la balanza. Desde luego jamás en el de los que prefieren la derrota porque para mi no vale cualquier cosa con tal de conseguir un objetivo, por muy importante que parezca. Tampoco en el opuesto porque anunciar que siempre hemos sido honrados es innecesario después de la trayectoria constatada en todas las competiciones disputadas. Cada uno que elucubre con lo que le plazca y le haga más feliz.

[España se daña a sí misma y se olvida de ser primera]

Pensar que la derrota frente a Brasil nos sitúa en la final del domingo por la tarde es una hipótesis que tiene algo de desprecio al resto de selecciones. Si nos ganó Rusia, por qué no nos puede ganar Argentina, Francia o cualquiera de las que sea rival en los cruces. Los jugadores, Pau Gasol, José Manuel Calderón y Rudy Fernández han lanzado sus mensajes de tranquilidad a los aficionados en las redes sociales: Pau: "Derrota difícil contra Rusia. Estoy seguro que este momento nos hará más fuertes de cara al resto del campeonato. Gracias por vuestro apoyo!". Calderón: "Dura derrota, pero este no cuenta. Hay que ganar los tres últimos. Hemos sentido vuestro apoyo. Ahora equipo y confianza. Tranquilidad" y también Rudy: "Dura derrota contra una buena selección!! Ahora más que nunca os necesitamos!! Nosotros estamos más unidos que nunca!! Nadie dijo que sería fácil". Tres mensajes bien lanzados aceptando la situación, agradeciendo el apoyo y demostrando que no hay grietas en el equipo.

Sigo creyendo en este equipo mágico, gane o pierda,  que tantas alegrías nos ha dado. Pase lo que pase, estemos arriba, en medio o un poco más abajo seguiré fiel y enamorado del baloncesto que nos han regalado estos últimos años. Ellos son los culpables de que un día el amigo Andrés Montes nos trasmitiera su gran filosofía: "La vida puede ser maravillosa". Por cierto, estoy seguro que en esta modalidad superaremos el diploma olímpico.

Últimos posts

Blogs destacados