Renglones Torcidos

Mourinho añora a Guardiola

Jose Mourinho durante una rueda de prensa

Escuchando la rueda de prensa de José Mourinho, tras una nueva derrota suya y de su equipo en el Camp Nou, tengo la sensación de que al técnico portugués lo que realmente le incomodaba era la presencia de Pep Guardiola en el banquillo azulgrana. Si la causa de su descontrol, irascibilidad y malas formas eran la personalidad del hoy exiliado, además de los títulos conseguidos por su colega y la humillación deportiva a la que fue sometido durante sus dos primeros años en España, parece que sus problemas ya tienen solución. El abandono de Pep ha facilitado calmar la verborrea del de Setúbal. Su alocución en la sala de prensa de Can Barça, destacando la superioridad del Barcelona en la ida de la Supercopa, suena a postura premeditada. Reconocer que el Barça ha sido mejor que el Real Madrid en un partido no estaba en su libro de estilo. Alguno recordará la rueda de prensa posterior al famoso 5-0 del Camp Nou, donde solo pudo admitir que nunca había encajado un resultado similar. Está muy reciente su afirmación, sin ruborizarse, de la hegemonía del Real Madrid despreciando los catorce títulos del Barça. Este Mourinho no da puntada sin hilo.

Decía un conocido periodista catalán, al que le incomoda entrar en polémica, que le gustaba escuchar a Mourinho cuando hablaba de fútbol. En su opinión es un magnifico entrenador, capaz de sacar el mejor rendimiento a un grupo por su enorme capacidad para liderar ideas basadas en la victoria, sin importar las formas. No le incomoda que sea un técnico resultadista y que sus equipos no tengan un patrón de juego. Es de esos profesionales con la opinión de que en el fútbol no hay sólo una manera de ganar (se refería al juego del FC Barcelona). Mantiene con firmeza que a los entrenadores de primer nivel los contratan para ganar títulos. Mi amigo, el periodista catalán, aborrece al entrenador portugués cuando aparece con el machete verbal y aborda otros terrenos del entorno: árbitros, injusticias, compañeros de profesión, periodistas, balones de oro y hegemonías. En esa faceta Mourinho le aburre, le molesta, e incluso le desprecia porque el fútbol no es nada de eso. Como se puede comprobar en el retrato que estoy haciendo del periodista, se trata de un tipo que ama el fútbol.

Es posible que su cambio de actitud crítica hacia el banquillo azulgrana tenga a Vilanova como protagonista. Puede ser que no le valore o que quiera esperar algún tiempo antes de entrar en disputa. El periodismo de la inmediatez ya apunta que en este primer envite el segundo de Guardiola le ganó la partida. Atrevida opinión. Para ser buen primero hay que ser buen segundo, pero nadie te asegura que un buen segundo puede ser un buen primero. Lo dijo Pep en su despedida: "De primeras costará, pero saldrá adelante, con la ayuda de todo el club y del equipo. Demostrará  que buen entrenador es". Las palabras soportan cualquier juicio, el papel escrito también, los hechos constatan demuestran la realidad. Los expertos empiezan a destacar las aportaciones tácticas de Vilanova. En la última temporada se le acusó a Guardiola de practicar un fútbol horizontal. En los dos primeros partidos oficiales se observa un interés de Tito por clarificar el juego azulgrana con la presencia de extremos abiertos (Pedro, Tello, Alexis) y evitar el "falso nueve" que tanto debate creo en el fútbol español. Las variantes no afectan a la idea del juego y tampoco a los conceptos bases de posición y posesión, que permanecen inalterables.

Nada es casual en el comportamiento del portugués y como respondía Michael Robinson en El País: "Mourinho practica juegos mentales, utiliza cada segundo de cada minuto. Influye en el estado anímico de su equipo y del contrincante cada hora que esté despierto. Es un psicólogo al que seguramente le habrían retirado el carné por mala praxis". Empieza el "Show de Mou", porque empieza la temporada y sus objetivos varían. El primer año la Copa, el segundo la Liga, el tercero la Champions. Como en las novelas negras utilicemos el tópico: "el asesino siempre vuelve al lugar del crimen". Creo que esta frase ya la he escrito alguna vez.

Últimos posts

Blogs destacados