• Garitano dimisión

    El técnico del Eibar abandona la sala de prensa tras ser interrumpido

    Garitano tendría que presentar su dimisión, de manera irrevocable, por haberse permitido el lujo de pretender contestar en euskera cuando le preguntaban en euskera, una lengua cooficial que ampara la Constitución, en vez de haber ofrecido su respuesta en el idioma que le hubiese la gana a los que, en su respeto máximo por la tolerancia y la cultura, decidieron cumplir con su deber, como buenos patriotas, recriminándole que no hablase como ellos querían, interrumpiéndole por sistema. Garitano debería ser inhabilitado por la RFEF, multado por la LFP y por supuesto, apartado de su cargo por su

    Más información »de Garitano dimisión
  • Ogro para el Barça, lobo para el Madrid

    Clásicos con morbo e historia

    Guardiola, catorce títulos jugando el mejor fútbol visto jamás, regresará a su casa. Esta vez, para defender los intereses de otro equipo y para dejar sin final al club del que lleva años enamorado. Como Thiago, que tendrá que pelear en el césped con su hermano por un lugar en Berlín, con la mente y la esperanza puestas en demostrar que alguien se equivocó cuando le dejó marcharse cuando estaba llamado a ser el heredero natural de una institución como Xavi. Vuelve Thiago, vuelve Guardiola. Así es el fútbol. Así es la vida. Más allá del morbo y de la catarata de especulaciones, recuerdos,

    Más información »de Ogro para el Barça, lobo para el Madrid
  • Cuenta la leyenda del noble arte que una noche Jack Dempsey, leyenda de los pesos pesados, llegó triste a casa después de una merecida derrota. Abrazó a su mujer y cuando ella le miró, se justificó por haber perdido con una frase lapidaria: “Cariño, me olvidé de fintar”. El Atlético, como Dempsey, se olvidó de fintar en la noche que debía esquivar los golpes. Y el Madrid, vigente campeón, le obligó, como en Lisboa, a visitar la habitación del sueño. Antes del nocáut final, el combate se libró con el miedo a flor de piel,  pero con una sensación que imperó hasta el final: monólogo incesante del

    Más información »de Cariño, me olvidé de fintar
  • El guión azulgrana era diáfano: administrar la renta y, si era posible, aumentarla. El del Saint-Germain era opuesto: pisar el acelerador a fondo y activar el nerviosismo azulgrana. Esa era la teoría, pero el Barça resolvió la ecuación en la práctica. Encaró el partido como si necesitase marcar para pasar, adelantó líneas y recuperó el sello distintivo de las esencias del mejor Barça de Guardiola: una presión colectiva asfixiante. Magnífica noticia para el Barça. Apoyado en la muleta de sus  resultados, con la autoestima por las nubes y un nivel de presión salvaje, el equipo culé impuso su

    Más información »de Barça, perfume de presión y elegancia
  • Todo o nada. Matar o morir. El desenlace final del eterno episodio de desafecto entre Atlético y Madrid se liquidará en el Bernabéu. Hay cuentas pendientes:  la de Lisboa y las siete siguientes. La octava entrega de la serie teñida encara un capítulo crucial para el devenir de la rivalidad entre vecinos.  Ramos arrebató la gloria al Atlético cuando los dedos se le hacían huéspedes y desde aquel entonces, lejos de haberse venido abajo y refugiarse en el victimismo, el equipo de Simeone se ha levantado para usar esa derrota como trampolín para impulsarse. Otro se habría hundido, pero este

    Más información »de Que parezca un accidente
  • Sinfonía del Barça en París

    Suárez firma su mejor noche como azulgrana

    París y el Barça. De pesadilla a romance. La mueca de septiembre resultó sinfonía en abril. El Barça pisó el acelerador, sacó su personalidad a relucir y convirtió al gigantesco PSG en un equipito. Luis Enrique, que no tiene reparos en asumir que cuando gana el Barça es cosa de los jugadores y cuando no lo hace, es cosa del entrenador, dispuso un equipo que dominó múltiples registros. Preciso con la pelota y solvente sin ella, el Barça ofreció un recital en toda regla en una eliminatoria que se presumía harto complicada. En su mejor versión de toda la temporada, aunando espectáculo y

    Más información »de Sinfonía del Barça en París
  • El Madrid golpea y el Atlético resiste

    Oblak, héroe de la noche

    Los últimos precedentes alentaban una teoría: el Atlético se había sobrepuesto a la derrota en Lisboa y el Madrid todavía no se había repuesto de aquel éxito. El pasado era blanco y el presente, rojiblanco. Para el Madrid, el peso de la historia. Para el Atlético, el de su racha. De aquellos 14 años en los que el Atlético encadenó 25 partidos sin triunfos ante su vecino rico, el derbi había mutado en seis encuentros sin victoria del Madrid. Después de esta noche, donde el Real Madrid golpeó y el Atlético resistió, esa estadística volvió a engordarse. Ya son siete los partidos en los que el

    Más información »de El Madrid golpea y el Atlético resiste
  • Sobre todas las cosas, el fútbol es un estado de ánimo. Sólo así se explica el giro que, en apenas tres años, han dado los Madrid-Atleti. Desde la llegada de Simeone, el ciclo histórico se ha invertido, al punto de que los colchoneros han abandonado su fatalismo para abrazar el “si se trabaja y se cree, se puede”. Para muestra, un botón: el pasado sábado, en Carrusel Deportivo, la noticia estaba en el Bernabéu. Al término del triunfo ante el Eibar, los jugadores del Madrid saltaban al césped porque sus aficionados requerían su presencia para apoyarles de cara al partido ante el el Atlético. Es

    Más información »de Dos hombres entran, uno sale
  • Nueva victoria del Barça. Las hojas del calendario avanzan y sigue situado en el ático de la Liga, en un lugar de privilegio. Volvió a jugar a medio gas (otra vez), dejó sensaciones encontradas (otra vez), Messi acudió al rescate (otra vez) y resolvió por la vía del cloroformo (otra vez). El 4-0, sin despeinarse, invita a aplaudir, pero más allá del resultado y la clasificación, queda el gusto del aficionado. Sea del Barça o no. Ese al que no llena un Barça que gana sobrado pero no enamora. Antes elaboraba, ahora golpea. Antes masticaba, ahora engulle. El Barça que fue la referencia mundial

    Más información »de Perfección y pegada, ganar y gustar
  • Atlético: Canción de hielo y fuego

    El Atlético liquida a la Real en diez minutos

    Como en el título de la fantasía épica del novelista George R.R Martin, llevada a la pequeña pantalla con indiscutible éxito de crítica y audiencia, el Atlético sigue sometiendo a sus rivales con su particular Canción de hielo y fuego. Ante la Real, como ante el Córdoba, el incendio atlético descorchó el partido y después, con la renta a buen recaudo, el equipo de Simeone se limitó a criogenizar a la Real con un muro defensivo infranqueable, propio de la popular Juego de Tronos. El Atlético tiró de dinamita en diez minutos para inclinar el partido: en esa ventana de tiempo facturó un remate al

    Más información »de Atlético: Canción de hielo y fuego
  • Sensaciones encontradas en el Barça. Su clasificación invita a sonreír. Su fútbol, a dudar. La situación azulgrana es privilegiada: líder de la Liga, finalista de Copa y en cuartos de Champions. Harina de otro costal es su fiabilidad y estilo de juego. En Balaídos, un escenario complicado ante un rival excelente hasta que le duró el físico, el Barça ofreció impresiones contradictorias. Su gol, como ante el Madrid, no tuvo lógica. Fue otra vez cosa de Mathieu, el que menos se esperaba. Su fútbol, en cambio, sí tuvo una lógica aplastante. En el primer acto el Barça no tuvo control y en el

    Más información »de Sobre Xavi, Piqué y Cristiano
  • Después de una sufrida victoria ante Ucrania, Del Bosque comentó que le había quedado mal sabor de boca. Esa amargura se multiplicó ante Holanda: España ofreció una imagen patética en el primer tiempo, encajó dos goles y dio una alarmante sensación de fragilidad. El actual seleccionador tiene ante sí un desafío mayúsculo: ser capaz de regenerar una selección que, ahora mismo, parece devorada por el colesterol. Algunos se han olvidado de tomarse el Danacol, a pesar de las recomendaciones de Vicente, y otros, por desgracia, siguen anclados en el pasado, repitiendo, en bucle permanente, el gol de

    Más información »de España: jugadores sin equipo
  • España vuelve a jugar contra Holanda. Una ocasión de oro para recordar que el fútbol no tiene memoria. O que, al menos, presume de no tenerla. Y que, si la tiene, es selectiva. Los equipos no viven del pasado, sino del presente. Lo que se ganó ayer, por mucho e importante que fuera, hoy no sirve. No hay pasado ni futuro: el fútbol es presente. Ya lo dijo Luis: es ganar, ganar, ganar y volver a ganar. Y eso, a España, se le ha olvidado. Fundamentalmente, porque sigue presa de su glorioso pasado. Lleva demasiado tiempo - casi tres años- solazándose a base de recuerdos y recreándose en cada

    Más información »de Vivir de recuerdos, mal negocio
  • Antes de comenzar el Gran Premio de Malasia, los expertos señalaban que Fernando Alonso, bicampeón del mundo, sólo aspiraba a acabar la carrera sin ser doblado. El paso de las vueltas demostró que McLaren está utilizando las primeras carreras como pretemporada. Su coche aguantó 22 vueltas, por una avería en el sistema de refrigeración del ERS. En el garaje, Alonso se sinceró: “No sé exactamente qué ha pasado”. Lo que pasaba, exactamente minutos después, era que Vettel, sustituto de Alonso en Ferrari, ganaba la carrera, por delante de los Mercedes. Esa era la fotografía para el aficionado:

    Más información »de Preguntas sobre Fernando Alonso
  • Salir reforzado

    Surrealismo en estado puro

    El Atlético le dejó sin el primer título nacional de la temporada, pero como todo el mundo sabe, las Supercopas están para perderlas, así que el Madrid salió reforzado. Por segunda ocasión, el Atlético le sacó los colores en la Copa, pero esa eliminación fue una bendición porque, con una competición menos, el Real estaría más descansado para concentrarse en la Liga, así que el Madrid salió reforzado. Descansado y fresco como una lechuga en Liga, encajó una somanta de fútbol y goles otra vez ante el Atlético, en una noche de tarimas rotas en la que el Madrid, por supuesto, salió reforzado,

    Más información »de Salir reforzado
  • Quien tiene la desgracia de ser lector habitual de este espacio sabe qué opinión me merecen los propietarios del Atlético, dos tipos que hicieron lo que hicieron y salvo mejor opinión, son lo que son. Dicho eso, hay que reconocer que la directiva, haciendo gala del sentido común que faltó durante décadas, está dando pasos adelante para edificar un Atlético más fuerte y competitivo. El primer paso fue la contratación de Simeone, que llegó como penúltimo escudo humano de la propiedad y que, lejos de acabar como un ídolo quemado, resucitó al muerto y devolvió un campeón. El Cholo rearmó al grupo,

    Más información »de La renovación de Simeone
  • "Si estás en el área y no estás seguro de qué hacer con el balón, mételo en la portería y después discutiremos las opciones". El Madrid primero y el Barça después, se empeñaron en llevar la contraria al mítico Bill Shankly. Ambos dispusieron de suficientes ocasiones para matar al contrario pero, en su lugar, concedieron tregua y piedad. Inexplicable para dos multinacionales sobradas de pegada, pero real como la vida misma. El Madrid perdonó cuando era una manda en el primer tiempo y lo pagó. El Barça perdonó en la segunda mitad, cuando el Madrid ya estaba entregado, y se dejó el goal-average

    Más información »de Suárez como punto de inflexión
  • Nada más salir la bola de Atlético y Real Madrid, a servidor le vino a la cabeza aquella frase mítica de El Toro del Bronx, Jake LaMotta, sobre sus combates con Ray Sugar Robinson:  “He peleado tantas veces con Sugar Ray que no sé cómo no soy diabético”.  LaMotta y Robinson protagonizaron seis antológicos combates en apenas un año. Atléticos y madridistas rozarán la diabetes, porque se enfrentarán este curso hasta en ocho ocasiones. En las seis anteriores, dos empates y cuatro victorias rojiblancas. Es decir, el Madrid no se impone desde la noche de Lisboa, aquella en la que la cabeza de Ramos

    Más información »de Atlético-Madrid, duelo de diabéticos
  • Recital de Messi primero y festival de Hart después. El Barça, abrazado a su arma de destrucción masiva con el diez a la espalda, selló su pasaporte para cuartos por octava vez consecutiva, superando el registro de Real Madrid y Manchester United. Rehabilitado después de Anoeta, liberado de su depresión y líder de la Liga, el Barça liquidó la eliminatoria con su plan habitual: el Messi-sistema. Mejor un plan que ninguno y Messi, hasta donde el balón alcanza a determinar, es un plan que apenas falla. Y cuando menos, uno que, sin duda, intimida. Sin gol, pero en su versión más exquisita, el

    Más información »de Messi y los demás
  • Esto es el Atleti. Al borde de la taquicardia y con el corazón saliendo por la boca en un partido áspero y horroroso, el equipo colchonero se metió en cuartos siendo fiel a su tradición, demostrando lo que todo el mundo sabe: que las cosas le cuestan el doble que a los demás pero que, sufriendo hasta el límite, si se trabaja y se cree, al final, se puede. Pasó el Atlético desde los once metros, esos que separan a los niños de los hombres, esos de los que se suele decir que son una lotería, esos en los que se necesitan dos pelotas y un balón. Pasó el Atlético el día de San Patricio, con Oblak

    Más información »de Maneras de vivir