Rubén Uría

Cristiano: historia de una renovación bloqueada

Cristiano Ronaldo tiene contrato en vigor con el Real Madrid hasta 30 de junio de 2015, percibiendo un sueldo de 10.5 M€ netos anuales. Sus exigencias para renovar ese vínculo contractual contemplan un aumento de sueldo de unos 5M€, pasando de percibir 10.5 M€ a 15.5 M€. Primer problema para su renovación, la fiscalidad: Cristiano tributa en la actualidad con un régimen especial del 23% y no del 45%. Ahora bien, si renovase su contrato, pasaría a tributar conforme al nuevo IRPF, que ha aumentado hasta el 52%. Es decir, que si el Madrid decide abonarle ese aumento de sueldo, se obligaría a pagar casi el doble, unos 30M€ anuales, ya que los clubes negocian el neto de las fichas y asumen el pago del IRPF. El actual contrato de CR7 ha representado una inversión de 145 M€ (96M€ por traspaso más 45M€ en sueldos). Renovar su contrato le saldría al Madrid por unos 115 M€. Más caro incluso de lo que costó ficharle. Otra cuestión más: el contrato actual de CR7 incluye una cláusula por la que Gestifute, la empresa de intermediación de Jorge Mendes, percibiría una cantidad extra en caso de que Ronaldo renueve o amplíe su contrato con el Real Madrid. Según ha podido saber Eurosport, Florentino Pérez, tras hacer cálculos, considera que el club podría llegar a esas cifras ofreciendo retribuciones a modo de incentivos, en concepto de variables por goles marcados y bonus por títulos conseguidos. Una fórmula que, por ahora, no satisface del todo al entorno del delantero.

Si el hipotético aumento de sueldo de Cristiano es delicado, el verdadero caballo de batalla en su renovación responde al capítulo de los derechos de imagen del jugador. En su día, para fichar por el Madrid, Florentino Pérez convenció a Jorge Mendes de que Cristiano debía ceder el 40% de sus derechos de imagen al club, manteniendo un 60% de sus ingresos. El Madrid no percibió ni un euro de los contratos publicitarios de Cristiano antes de junio de 2009, pero ingresó dinero de los suscritos después de esa fecha. Ahora el entorno de Ronaldo ha lanzado un órdago: quiere el 100% de sus derechos de imagen. Su entorno mantiene ha elevado una queja al presidente del club por derecho expreso del jugador, que se siente menos respaldado por su equipo que Messi por el FC Barcelona. Una fuente muy ligada al entorno de Cristiano matiza: 'Es increíble que Messi tenga el 100% de sus derechos de imagen en el Barça y que además de permitírselo, ese club le apoya siempre sin fisuras, en todo lo que Messi pide. Justo lo contrario que le ocurre a Cristiano en el Madrid'. Una queja en toda regla y una exigencia que choca con Florentino, que en su día impuso como cláusula base que todos los futbolistas compartiesen sus derechos de imagen con el club. Si el Madrid renunciase a ese 40%, haría una excepción peligrosa. Si permite que Cristiano sea el tenedor del 100% de sus derechos, en el futuro, los próximos jugadores que quieran renovar y los próximos fichajes, podrían exigir lo mismo, teniendo la sartén por el mango y colocando al Madrid en desventaja. La intención del club, según fuentes del club madridista, es convencer a CR7 de que siga compartiendo sus ingresos por publicidad. Florentino Pérez, según ha podido saber Eurosport, no piensa rectificar su postura ni un centímetro en este asunto: el club no se planteará, en ningún caso, renunciar a compartir esos derechos de imagen. Está dispuesto a brindar un reconocimiento a Cristiano, pero no a costa de hipotecar los pingües beneficios de unos derechos claves para el modelo económico del club, y más en tiempos de crisis.  Mendes, un diplomático de eficacia probada, tendrá tajo.

Cristiano SA factura cada año unos 30M€. En 2008, ganó 15 M€ en publicidad, en 2009 ingresó 24M€ y en 2010 casi 30M€. Tiene contratos con Nike (7M€ al año, a pesar deque al Real Madrid le viste Adidas), Banco Espírito Santo, Castrol, Champu Clear, Coca-Cola, Fuji, Pepe Jeans, Konami y Soccerade. A eso cabe añadir su propia marca de ropa, registrada como CR7, negocio que explota su familia. En caso de nuevos patrocinios, existiría un acuerdo por el que, si Gestifute, la empresa de Jorge Mendes, consigue un nuevo patrocinador, entre el 15 y el 20% sería para Gestifute, mientras que el 80% restante se lo repartirían club y jugador. Ronaldo demanda el 100% de sus derechos de imagen y ese deseo choca con el del Real Madrid, porque sentaría un precedente en futuras contrataciones y renovaciones. El capítulo de los derechos de imagen mantiene bloqueado el proceso de renovación en estos momentos. Cristiano es consciente de que el Madrid es el mejor escaparate para optar a títulos colectivos e individuales, pero desea sentir que es igual de apoyado por su club que Messi por el Barça y de ahí que exija cobrar el 100% de sus derechos, como ocurre en el caso del argentino.  El Madrid sabe que Ronaldo es su jugador franquicia en el campo y en la caja registradora, pero no está dispuesto a ceder en el suculento pastel de los derechos de imagen. Ronaldo está cansado de ver cómo el Barça satisface todas las peticiones de Messi, dentro y fuera del campo, mientras que él se siente incomprendido y poco respaldado por el Real Madrid.

Rubén Uría / Eurosport

Últimos posts

Blogs destacados