Rubén Uría

Los pretendientes de Guardiola

Alejado del mundanal ruido de la competición, Pep Guardiola continúa su año sabático en  Nueva York, instalado junto a sus seres queridos en un residencial en Manhattan. Sigue sin haber tomado una decisión concreta acerca de su futuro, aún no sabe si está preparado para volver al fútbol y podría alargar su periplo alejado de los banquillos. Sin embargo, hay varios candidatos que, a la espera de su decisión, están sondeando a su entorno con diferentes ofrecimientos. Pretendientes le sobran.  Su agente escucha ofertas y las valora, pero Guardiola aún no ha decidido. Todos están dispuestos a ofrecerle un sueldo astronómico, una estructura diseñada a su medida y fichajes de primera fila.

Primera opción, Manchester City: a pesar de que Roberto Mancini renovó recientemente su contrato, el jeque no acaba de confiar en su entrenador y considera que un equipo de su presupuesto debe jugar mejor. El City estaría dispuesto a ofrecerle a Guardiola un contrato que rondaría los 25 millones de euros netos por temporada, más bonus, lo que le convertiría en el entrenador mejor pagado del mundo. Un vínculo prorrogable año a año, ajustado a la fórmula que más le gusta a Guardiola, que no desea contratos de larga duración. Pero el dinero no es la mejor baza del City para contar con Pep. Su gran apuesta del City pasa por fabricarle un entorno de trabajo ideal, de su máxima confianza. Ferrán Soriano, ex vicepresidente de Laporta y de la desaparecida Spanair, es el director ejecutivo de los 'citizen'. A eso hay que sumar que Begiristain también está dispuesto a integrarse en el proyecto. Con ese organigrama, Guardiola encontraría colaboradores de su máxima confianza, algo que valora por encima del aspecto económico.

Segunda opción, Inter de Milán: la Premier League sería el mejor escaparate para Guardiola, pero la Serie A es otra posibilidad considerable. Pep siempre ha sido el sueño de Massimo Moratti, presidente del Inter, que nunca ha escondido que sería un sueño contar con el ex del Barça. En febrero del año pasado dos representantes, con plenos poderes del club neroazurro, se dirigieron al agente de Guardiola para hacerle llegar una oferta en firme: 35 millones de euros brutos al año, prorrogables temporada a temporada. Varis fuentes del Inter confirman que Moratti sigue trabajando en poder convencer a Guardiola por tierra, mar y aire. En caso de que Pep aterrizase en Milán, el Inter estaría dispuesto a lanzar una oferta por Xavi Hernández, para tentarle con la posibilidad de comenzar una aventura en el fútbol italiano, lejos del Camp Nou. Diferentes personajes del Calcio ya han dejado caer que el Inter es una opción más que seria en el futuro de Guardiola. Carletto Mazzone o Gianluca Vialli se han pronunciado, ven a Pep en la Serie A y están convencidos de que su destino ideal sería el club neroazzurro. Incluso se especula con la posibilidad de que, si finalmente acabase en el Inter, trabajase junto a Roberto Baggio, ex compañero e íntimo amigo suyo, que sería su segundo en el banquillo. Guardiola pasó años en Italia, conoce su cultura, habla su idioma y su periodo de adaptación no sería traumático.

Tercera opción, Manchester United: Sir Alex Ferguson lleva años buscando un sucesor a su vasto legado y Guardiola cumple todos los requisitos para serlo. Emisarios de los 'diablos rojos' ya han sondeado en diferentes ocasiones al entorno de Pep, que se muestra receptivo por la gran historia del club y por la posibilidad de tener todo el poder de gestión que heredaría de Sir Alex. El United no le ofrece un contrato comparable al del City, pero estaría dispuesto a abordar fichajes del agrado de Pep, aunque su precio fuese prohibitivo. El hándicap sería convencer a los mancunian de firmar un contrato renovando año a año, ya que en Old Trafford, donde desean garantizar el proyecto con un contrato de mayor duración. El Manchester cotiza en bolsa y el fichaje de Guardiola, si se produce el adiós de Ferguson, sería un espaldarazo para los accionistas.

Cuarta opción, AC Milan: Silvio Berlusconi considera que su Milan necesita un nuevo liderazgo y estaría dispuesto a ofrecer a Guardiola no sólo todo el poder deportivo, sino también un contrato jugoso. A pesar de la deuda creciente del club, Galliani, la mano derecha de Berlusconi, ya ha recibido instrucciones de sondear a Guardiola, ofreciéndole un proyecto deportivo a su medida. La hincha de Milanello considera que es el único capaz de reverdecer los laureles conquistados en su día por Arrigo Sacchi, 'el zapatero prodigioso'. Silvio Berlusconi sabe que no puede competir económicamente con los ingleses, pero estaría dispuesto, si Pep fueses receptivo, a llevar personalmente la negociación.

Cuarta opción, Chelsea: Desde la salida de José Mourinho, Roman Abramovich considera que existe un vacío de liderazgo en su vestuario. Con Mou con contrato en vigor en el Real Madrid, el único candidato idóneo para sustituir a Di Matteo sería Guardiola. El magnate ruso es un enamorado del estilo de juego del Barça, cree que Pep podría conseguir implantar su sistema y para ellos, estaría dispuesto a saciar todas sus exigencias: renovación año a año, cuerpo técnico a su gusto, poder absoluto de decisión y una cantidad pornográfica de dinero para refuerzos. Durante su etapa al frente del Barcelona, recibió dos ofrecimientos del Chelsea. En ambas ocasiones, Guardiola declinó.

Quinta opción, PSG: tiene suficiente dinero para tratar de seducir a cualquiera, pero la entidad parisina tiene difícil convencerle por tres factores, todos deportivos: el campeonato francés no es uno de los más potentes de Europa, Ancellotti tiene suficiente prestigio como para haberse ganado un margen de confianza y por si eso fuera poco, la presencia de Ibrahimovic en el vestuario, jugaría en contra del hipotético fichaje de Guardiola. A pesar de estar estudiando francés, no parece que el PSG fuese un destino idílico para él.

Pep aún no ha tomado una decisión sobre si desea volver a los banquillos, Quizá nunca regrese, pero si lo hace, su entorno conoce, de primera mano, las condiciones que ofrecen sus pretendientes. Desean imitar el modelo del Barça y están convencidos de que lideraría su proyecto con éxito. La pelota está en el tejado de Guardiola.

Rubén Uría / Eurosport Foto: Banc Sabadell

Últimos posts

Blogs destacados