Voces desde Londres

van den Hoogenband: ‘Phelps y Magnussen dominarán en Londres’

Van Den Hoogenband
A pocas horas del comienzo de los Juegos hemos entrevistado a Pieter van den Hoogenband, tres veces campeón olímpico en los 100 y 200 metros estilo libre en Sidney 2000 y Atenas 2004.

En los últimos Juegos Olímpicos de Pekín, estuviste en la piscina. En Londres te encontrarás detrás de la cámara. ¿Cómo sientes ese cambio?
Es raro, pero realmente lo estoy deseando porque cuando tenía diez años veía los Juegos Olímpicos de Seúl por televisión, los de Barcelona 92 y después en Atlanta con 18 años ya participé. Después fui cuatro veces finalista en una final de 100 metros libres, de modo que estas serán mis primeros Juegos Olímpicos donde estaré sin nadar, solamente como espectador. Por tanto, será bonito y ansío la cita.

¿Te has visto alguna vez en ese lugar?
No, no. A veces los viejos campeones o los viejos atletas quieren hacer algo de televisión, pero para mí es diferente porque la gente de Eurosport siempre fue muy educada y estuvieron muy interesados en toda mi carrera y la manera que tenía de nadar. Todos los años me veían entrenando y me hacían entrevistas. Después de Pekín, había muchas posibilidades de trabajar en algún medio y uno de ellos era Eurosport. Al final dije que sí. Es una compañía que siempre se ha preocupado por mi y me ha ayudado durante toda mi carrera y quería trabajar con ellos. Keri-Anne siempre ha estado ahí durante las competiciones de natación y es la primera vez que trabajamos juntos en el equipo de Eurosport estaba en Shanghai el año pasado durante el Campeonato Mundial del año pasado y fue divertido, ¡fue muy divertido!

¿Así que estás deseando estar en toda la atmósfera de los Juegos de Londres?
He estado en cuatro Juegos Olímpicos, no solo por las medallas de oro, todo el ambiente era increíble. Y creo que en Londres será lo mismo, son apasionados y se sienten orgullosos de organizar los Juegos Olímpicos, así que creo que habrá un ambiente fantástico.

Como alguien que ha competido en cuatro Juegos Olímpicos, ¿qué significa personalmente?
Es una forma de vida porque siempre estás pensando cada cuatro años. Hacíamos un plan antes del comienzo de los Juegos Olímpicos para los cuatro años siguientes, por lo que si teníamos  éxito se lo podíamos comunicar a nuestro equipo, la gente con la que trabajas. Así que teníamos un plan antes de Atlanta para Sydney, al igual que otro plan para Atenas antes de Sydney, y un último de Pekín antes de Atenas.

¿Tienes  un currículum muy valioso?
Sí, para mí los Juegos Olímpicos de Atenas, ganando los 100 metros estilo libre, y ganarlo por segunda vez fue increíble. Johhny Weissmuller lo hizo y lo hizo Alexander Popov, por lo que sólo tres nadadores lo hemos logrado. Y lo que lo hizo aún más especial era el hecho de que yo tenía una hernia así que no pude conseguir el mejor comienzo, pero a su vez estaba seguro de la manera en la que estaba nadando.

Has hablado de Aleksandr Popov en aquel momento. También has competido contra algunos de los nombres más grandes en la historia de la natación. ¿Cómo ha afectado eso tu carrera?
Sí. Estoy muy agradecido de que Popov e Ian Thorpe fueran mis adversarios, porque realmente es algo que me empujó. Me llevó a encontrar mis límites y me ayudó a nadar más rápido. Creo que todos necesitamos un buen oponente, una buena rivalidad. Ian Thorpe, por ejemplo, es un amigo, y en Atenas comíamos juntos.

¿En serio? Eso es interesante, porque los medios de comunicación pintan a Thorpe como tu gran rival…
Sí que era amable, pero, por supuesto solo antes de la competición, pues durante ella él era el enemigo.

Eres un deportista que se ha llevado el premio al mejor deportista holandés en tres ocasiones. Eso debe ser una gran sensación...
Es agradable, pero para mí las medallas olímpicas de oro son mucho más importantes que el premio al deportista holandés.

Así que cuando estás en el podio, ves la bandera holandesa y escuchas el himno nacional, ¿cómo te sientes en ese momento?
Para ser sinceros, para mí la carrera en sí es mucho más importante. Ahora, desde que me retiré después de Pekín, la gente se me acerca y me dice: "Yo me puse el despertador para verte nadar en Pekín". La gente tiene recuerdos de mi carrera y ahora soy más abierto a pensar "¡Dios es bueno!" Cuando yo estaba en el podio con el himno nacional, fue muy divertido, pero ahora, mirando hacia atrás, me parece más especial. Por aquel entonces estaba mucho más centrado en las carreras. Tener la medalla de oro y escuchar el himno era agradable, pero yo estaba muy concentrado en las carreras. Estar al lado de los ocho nadadores más rápidos del mundo y ver quién era el mejor, eso es lo que era especial para mí.

Es decir que cuando te alineas junto a estos ocho nadadores más rápidos, y te preparas para salir, ¿qué pasa por tu cabeza en ese momento? Debe haber una gran variedad de emociones...
Sí. Todo comienza en la sala de frío, porque las carreras de velocidad tienen ocho chicos que quieren el Oro y son todos muy explosivos. Sin embargo, después de eso es como si fueras a cámara lenta, porque estás tan concentrado en la carrera que visualizas como quieres hacerlo. Además, la tensión, porque hay 40.000 personas que te observan, supone un desafío mental.

Un tema controvertido en la historia reciente de la natación ha sido los trajes de baño para mejorar el rendimiento. ¿Cuál es tu opinión sobre ellos?
Lo odiaba porque  la natación es ganar medallas de oro, los títulos. Pero la tradición en la natación también es dar algo extra, romper el récord mundial, y durante el periodo de traje de baño casi cualquier nadador podía romper el récord mundial aunque no tuviera suficiente poder y fuerza, porque los trajes lo hicieron posible. Estoy muy feliz de que los trajes estén prohibidos, ahora podemos ver el deporte real otra vez. Yo era feliz por haber ganado un par de medallas de oro antes del uso de estos trajes. En Pekín me sentí como Bjorn Borg con su raqueta de madera porque otros nadadores tenían ventaja. Pero ahora estoy feliz porque soy un experto y puedes analizar las carreras a sabiendas de lo que está pasando, mientras que con los trajes, la competencia era imposible, ya que casi cualquiera podía ganar la carrera.

Obviamente, es bueno que ahora estén prohibidos, pero ¿ha dejado una mancha en la natación?
Sí, porque ahora si un nadador hace algo especial qué puedes decir, está bien, se trata de un récord mundial en la industria textil…". En pruebas de velocidad, mariposa y el estilo libre, es casi imposible romper records. Pero por otro lado, ayuda a un par de buenos nadadores para conseguir la posición perfecta en el agua. De modo que los trajes han ayudado a la forma de nadar de algunos nadadores.

De cara al futuro ahora a los Juegos Olímpicos de Londres, ¿quién crees que va a brillar en la piscina?
Phelps una vez más. Debido a que estaba tan molesto de perder contra Lochte, especialmente en el 200 y viendo su cara, supe que eso era lo que necesitaba para llegar en buena forma para los Juegos de Londres, es un regalo para su entrenador, porque ahora él va a tener hambre y va a estar en buena forma en Londres. Así que Phelps va a estar allí de nuevo. Y James Magnussen, para el estilo libre de 100 metros.

Creo que dijiste que era capaz de ganar tres títulos olímpicos consecutivos. ¿Va a manejar esa presión?
Espero que sí, pero primero tiene que ganar en Londres, y esa es la parte más difícil, pero él tiene el talento, el cuerpo, la edad está de su lado y comenzó un poco tarde con un entrenamiento duro, así que es posible. No lo pudieron lograr Johnny Weissmuller, Popov... Todos quedamos atrapados en dos, así que si hay alguien que puede hacerlo es él.

¿Los australianos van a tener un buen equipo de 4x100, pero puede ser derrotado?
Eso va a ser muy difícil. El equipo francés era muy bueno en Pekín y, por supuesto, los EE.UU. siempre tiene buenos nadadores de relevo, pero para mí los favoritos son Australia.
¿Ves que se pueda batir algún record?
Esperemos que el de 100 metros libre, porque James Magnussen nadó 47,10 recientemente, lo cual es extremadamente rápido. Así que lo espero. La marca está en 46.9, por lo que es posible.

¿Qué piensas de Londres como ciudad de acogida?
Creo que es la ciudad perfecta para albergar los Juegos Olímpicos. Yo estaba allí por la Laureus World Sports Awards, donde David Cameron dio un discurso brillante. Con todos los viejos campeones, el sentido del humor y la gente que sabe de sus deportes. Creo que va a crear un ambiente fantástico.

Tu decisión de retirarse después de Pekín...
Estoy muy contento con eso.

¿Una decisión fácil de tomar, entonces?
Sí. Yo estaba disfrutando de la natación, pero lo único que me hacía entrenar duro era los Juegos Olímpicos. Di todo lo máximo y lo hice lo mejor posible - 47,6 - y terminé quinto. Cuatro hombres fueron más rápidos en ese momento que yo, así que si era el número uno, habría sido más difícil. Yo había sido el mejor, pero ya no lo era.

¿Cuánto durará su historia de amor con la natación?
Cuando era más joven solía ver Krisztina Egerszegi, Aleksandr Popov, Matt Biondi y me encantó la forma en la que estaban nadando, su técnica. Me encantaba ver el deporte y creo que mi amor por el deporte seguirá para siempre.

Últimos posts

Blogs destacados