24 Horas de Le Mans - Audi logra el triunfo; Gené, tercero

Audi se hizo con el triunfo en las 24 horas de Le Mans con el trio Kristensen, Duval y Mcnish. Marc Gené estará en el podium al terminar tercero. Toyota ocupó la segunda plaza. Kristensen suma ya su novena victoria. Lucas Ordoñez finalizó cuarto en LM P2 y Antonio García también finalizó cuarto en GTE Pro.

La marca alemana Audi logró su duodécimo triunfo -cuarto consecutivo-, en las 24 Horas de Le Mans, en cuya edición del nonagésimo aniversario el danés Tom Kristensen, uno de los pilotos del R18 e-tron quattro ganador, mejoró aun más su récord personal al sumar su noveno triunfo.

Además, el equipo del español Marc Gené, que compartió el pilotaje de otro R18 e-tron quattro, consiguió terminar en el podio junto al británico Oliver Jarvis y el brasileño Lucas di Grassi. Kristensen, que formó equipo con el británico Allan McNish y el francés Loïc Duval, ganó la 81 edición de esta legendaria carrera de automovilismo de resistencia por delante del Toyota TS030 Hybrid del británico Anthony Davidson, el francés Stéphane Sarrazin y el suizo Sébastien Buemi, que se alzó con la segunda plaza a una vuelta del coche ganador.

Tom Kristensen ya era el piloto más laureado de la historia de esta carrera, pero sumó un triunfo más, el noveno. El danés ha ganado esta carrera en 1997, 2000, 2001, 2002, 2003, 2004, 2005, 2008 y 2013. Sólo se le aproximan dos pilotos ya retirados: el belga Jacky Ickx y el británico Derek Bell, ambos con seis victorias.

Para McNish ésta es su tercera victoria en Le Mans, en tanto que Duval, autor el jueves pasado de la 'pole position', ha estrenado su palmarés en la carrera. Y Audi ya suma doce triunfos, todos ellos conseguidos en los catorce últimos años. Sólo le supera en número de victorias la marca también germana Porsche, dieciséis veces laureada en el trazado de La Sarthe.

El coche ganador se situó en el liderato al cumplirse la séptima hora de carrera, en la que sacó partido de los problemas mecánicos que acabaron con las esperanzas de los ganadores de las dos anteriores ediciones, el suizo Marcel Fässler, el alemán André Lotterer y el francés Benoît Tréluyer.

Su Audi R18 e-tron quattro número 1 tuvo problemas en el alternador que le obligaron a estar detenido en los garajes el tiempo suficiente para perder toda opciòn. Acabaron quintos con diez vueltas perdidas. En ese momento también se descolgó el Audi número 3 de Gené, Jarvis y di Grassi, que cedieron tiempo por un pinchazo que les causó un trompo y algunos daños en la carrocería.

Sin embargo, el equipo de Gené, ganador de esta carrera en 2009 con un Peugeot, fue capaz de recuperar el terreno perdido hasta arrebatar el tercer peldaño del podio al segundo Toyota TS030 Hybrid, en el que se turnaron el austríaco Alexander Wurz, el francés Nicolas Lapierre y el japonés Kazuki Nakajima.

A falta de cuatro vueltas para acabar, y con Lapierre al volante, el Toyota tuvo un fuerte accidente en las curvas Porsche, pero tras pasar por los garajes pudo acabar la carrera en el cuarto puesto. El ganador de la categoría LMP2 fue el Morgan Nissan del equipo 'OAK Racing' que compartieron el belga Bertrand Baguette, el británico Martin Plowman y el mexicano Ricardo González.

Lo acompañaron en el podio de LMP2 el segundo coche del mismo equipo, pilotado por el francés Olivier Pla, el británico Alex Brundle y el danés David Heinemeier Hansson, y el Oreca-Nissan del equipo 'G-Drive' del británico Mike Conway, el australiano John Martin y el ruso Roman Rusinov. En esa misma clase, el Zytek-Nissan del español Lucas Ordóñez acabó en la cuarta plaza (décima absoluta). El madrileño formo equipo ('Greaves Motorsport') con el alemán Michael Krumm y el británico Jann Mardenborough. El mejor en GTR Pro fue el Porsche 991 del alemán Marc Lieb, el austríaco Richard Lietz y el francés, mientras que el Chevrolet Corvette del español Antonio García, el danés Jan Magnussen y el estadounidense Jordan Taylor fue cuarto.

Desgracia al comenzar

La carrera quedó marcada por el fatal accidente del danés Allan Simonsen, que murió como consecuencia de la lesiones que sufrió en un fuerte accidente del sábado ante de cumplirse los diez primeros minutos de la carrera. El piloto danés fue atendido inmediatamente en la pista y posteriormente evacuado en ambulancia. Más tarde, tres horas después del accidente, los organizadores comunicaron su fallecimiento.

Allan Simonsen tenía 34 años y la de este año era su séptima participación en las 24 Horas de Le Mans, en la que fue duodécimo en la edición de 2010 con un Ferrari. Este año compartía el pilotaje de un Aston Martin Vantage V8 con sus compatriotas Christoffer Nygaard y Kristian Poulsen.

Última vuelta de las 24 horas de Le Mans: