Selección española - Un año después, no hay guerra Madrid-Barça

Paz total y absoluta en la selección española un año después del peor momento de tensiones entre jugadores de Real Madrid y Barcelona. Lo sucedido en la Supercopa de 2011 exaltó aún más unos ánimos calientes pero afortunadamente, todo ha cambiado en este 2012. Y España, fue campeona de Europa.

Hace exactamente un año, los ánimos entre los jugadores de Real Madrid y Barcelona en la selección española no eran los mejores tras lo sucedido en la vuelta de la Supercopa de España. Después de los incidentes vividos en el Camp Nou, La Roja se concentró también en los primeros días de septiembre de 2011 para medirse a Chile en un partido amistoso y para tratar de cerrar de forma matemática la clasificación para la Eurocopa ante la débil Liechtenstein.

Cruces de declaraciones, una llamada de Iker Casillas a Xavi y Puyol para tratar de poner orden y mucho temor por parte de Vicente Del Bosque para que el grupo no acabara de romperse a pocos meses de iniciar una Eurocopa.

Hace un año y tras este partido, estas fueron algunas de las frases y reacciones que pronunciaron los jugadores tras la entrada de Marcelo a Cesc, la posterior tangana y la agresión de José Mourinho a Tito Vilanova:

Iker Casillas: "¿Que qué ha pasado al final? Alguien del equipo rival se ha tirado al suelo, lo de siempre. Viene de lejos. Por ocasiones un empate habría sido más justo. Nada, felicitar al campeón y ya está”.

Gerard Piqué: “No es la primera vez, ya son varias y siempre son los mismos los que pierden los papeles, así que de alguna forma se ha de frenar y espero que se tomen cartas en el asunto”.

Xavi: “El Real Madrid ha vuelto a quedar retratado. La imagen ofrecida ha vuelto a ser lamentable y no se corresponde con la de su institución”.

Días después, y ya antes de la concentración de la selección para los citados partidos, unas palabras de Xavi que recogió Marca, trataban de apaciguar unos ánimos que sí estaban muy exaltados, como meses después reconocería el propio Vicente Del Bosque: "Entre Iker y yo no hay ninguna fisura", dijo el de Terrassa.

En cualquier caso, y por suerte para la selección y para todo el fútbol español, un año después La Roja fue de nuevo campeona de Europa y, después de otra Supercopa entre Real Madrid y Barcelona, no hubo ningún tipo de incidente y sólo se habló de fútbol.

Ya en el partido de ida en el Camp Nou, se vio a todos los internacionales españoles saludarse de forma afectiva. Y fueron 180 minutos sin entradas fuertes, sin roces y de puro fútbol. Incluso Xavi abrazó a Casillas en el Bernabéu para felicitar al campeón y los jugadores del Barça se quedaron en el centro del campo para aplaudir al Real Madrid mientras recogía el trofeo.

Incluso ahora, Xavi Herández e Iker Casillas optan en una candidatura conjunta al Premio Príncipe de Asturias del Deporte y, ya de nuevo en el regreso a una nueva concentración con la selección, ni tan siquiera se ha recordado que hace tan solo 365 días, los jugadores de Real Madrid y Barcelona mantenían una guerra de nervios y tensiones con La Roja. Cómo ha cambiado la historia.