Albasini gana y es líder en Calella

El suizo Michael Albasini (Green EDGE) ha ganado en solitario la primera etapa de la Volta a Catalunya con final en Calella y se convierte en el primer líder de la ronda catalana. Es la segunda victoria consecutiva del equipo australiano tras la victoria de Gerrans en la Milan-San Remo el sábado.

Albasini ha puesto el broche de oro al fin de semana del neófito conjunto australiano del Greenedge, que el pasado sábado se adjudicó con Simon Gerrans la clásica Milán-San Remo. El suizo no es un ciclista con un gran número de victorias (14), pero sí de prestigio, con triunfos parciales en la Vuelta a España (2011), la Vuelta al País Vasco (2009) y la Vuelta a Suiza (2009 y 2005).

En esta ocasión, Albasini, de 31 años, ha hecho valer su experiencia al atacar en el último puerto del día, el de Collsacreu (3a categoría) a 18 kilómetros de meta, y ha tomado una ventaja que ya no ha dejado escapar ante los otros cuatro escapados: Anthony Delaplace (Saur Sojasun), Timothy Duggan (Liquigas), Nicolas Edet (Cofidis) y Ben Gastauer (AG2R). El suizo ha entrado en solitario en meta con 42 segundos de margen por delante del francés Delaplace (Saur Sojasun), 1:14 el también galo Edet, y 1:32 sobre el pelotón, que ha engullido a los otros dos fugados en los últimos metros.

Dentro del gran grupo han entrado las principales figuras de esta Volta, entre ellos, Alejandro Valverde (Movistar), Bradley Wiggins (Sky) y Andy Schleck (RadioShack-Nissan), que hoy se han mantenido en un segundo plano. La etapa con inicio y final en Calella era ideal para las escapadas, con un total de 3 puertos que presagiaban movimiento en el pelotón. Además, la presencia de lluvia e incluso de granizo ha facilitado el trabajo de los fugados, que han saltado en el kilómetro 51 y han llegado a gozar de hasta 6 minutos de ventaja.

Movistar y Astaná han sido los principales encargados de reducir las distancias con los escapados al imponer un fuerte ritmo en el pelotón, pero finalmente la escapada ha llegado a buen puerto. Albasini ha sido el más vivo y el que ha tenido más fuerzas en el último puerto y se ha llevado el premio gordo del día, la victoria de etapa y el maillot de líder. El suizo defenderá liderato en la etapa que tiene como inicio y final la ciudad de Girona, de 161 kilómetros, la antesala de la etapa reina del miércoles con final en la estación de esquí de Port Ainé.