Gran Premio de Corea - Alonso no sabe cómo responderá su Ferrari en la calificación

Fernando Alonso, que ha finalizado segundo y tercero en la sesión de entrenamientos libres, no se ha aventurado a hacer un pronóstico de la posición que ocupará en la parrilla de salida debido a la suciedad del Gran Premio de Corea.

El bicampeón mundial español Fernando Alonso ha comentado tras los entrenamientos libres del viernes del GP de Corea, en los que ha finalizado segundo en la primera sesión y tercero en la segunda, que no puede saber exactamente cómo está su Ferrari en comparación con sus rivales más directos.

"Es difícil decir dónde estamos en comparación con los otros, porque hoy nos hemos centrado principalmente en nosotros, trabajando esta mañana en una comparación de varias ideas en relación con la configuración del coche, y por la tarde en los neumáticos", ha afirmado Alonso, líder del mundial, en declaraciones a Ferrari.

El español ha registrado un mejor tiempo de 1:39.160, y ha finalizado la segunda sesión en tercera posición, por detrás de los Red Bull en una jornada que ha encabezado su máximo rival este año por el título, el alemán Sebastian Vettel (1:38.832).

No se aventura a dar un pronóstico

Alonso ha señalado que tendrán que esperar hasta mañana en la calificación para tener una precisa idea de cómo está la situación exactamente respecto al resto de escuderías.

El piloto español ha subrayado la diferencia existente entre la sesión de la mañana y la de tarde, ya que en Corea prácticamente no se rueda ninguna carrera en todo el año, por lo que el trazado estaba muy sucio a primera hora.

"Esperemos que la situación mejore mañana, porque siempre es más divertido cuando el circuito ofrece más agarre. La parte más exigente del circuito es definitivamente el tercer sector, el más corto en términos de tiempo, lleno de curvas", ha relatado el piloto de la escudería italiana.

Alonso, que ha mostrado un buen ritmo de carrera en los libres, deberá certificar estos buenos presagios mañana en la calificación, donde los Red Bull parten como favoritos.