Alonso entra en otro selecto club de la F1

Fernando Alonso sigue haciendo historia en la Fórmula 1, y con su victoria en Hockenheim ha ingresado en un club histórico. El piloto español acumula ya 30 victorias en la F1, una mágica cifra a la que hasta ahora solo habían llegado cuatro pilotos en los 62 años del campeonato.

17 en Renault, 4 en McLaren y 9 en Ferrari. Una década en la élite de la F1 ha catapultado a Alonso a un lugar de privilegio en los libros de historia. Han pasado casi nueve años desde aquel 24 de agosto de 2003, en el que su victoria en Hungaroring le convirtió en el piloto más joven de la historia en ganar una carrera.

Desde entonces han pasado muchas cosas, con evidentes altibajos. Solo en dos temporadas (2004 y 2009, ambas con Renault) su casillero de victorias quedó en blanco. Tras aquel triunfo de Hungría vendrían otros 29, que le colocan por méritos propios en el Olimpo histórico de la Fórmula 1. Es el quinto piloto que alcanza la friolera de 30 victorias en el Mundial, y los nombres de sus predecesores lo dicen todo:

Michael Schumacher: 91 victorias

El 'Kaiser' es el líder de esta clasificación histórica, y con mucha diferencia. Hace ya más de dos décadas de su llegada a la F1 en 1991, y desde el año siguiente hasta su retirada en 2006, sumó al menos una victoria en cada temporada. Repartió sus 91 triunfos entre Benetton (19) y Ferrari (72), y destacan especialmente sus 13 victorias en 2004 con la escudería italiana, récord absoluto en una sola temporada.

Regresó en 2010 de la mano de Mercedes para ampliar su extenso palmarés, pero las cosas no han salido según lo esperado. En dos años y medio con la escudería alemana solo ha sumado un podio, con la tercera plaza lograda en el último Gran Premio de Europa celebrado en Valencia. Se le resiste la victoria número 92, pero todavía tiene tiempo de conseguirla.

Alain Prost: 51 victorias

El tetracampeón del mundo se convirtió en el primer piloto en alcanzar el medio centenar de victorias. Debutó en 1980 y se estrenó en el Gran Premio de Francia de la temporada siguiente. A partir de ahí completó una década ganando alguna carrera todos los años, en una racha que es truncó en 1991, su penúltima temporada en la F1. Tras un año de ausencia volvió en 1993, donde se retiró definitivamente como campeón del mundo.

El piloto francés se mostró competitivo en todo tipo de coches, ya que ganó carreras con cuatro constructores diferentes. Aunque llegó a la F1 de la mano de McLaren, sus 9 primeras victorias llegaron con Renault. Regresó a McLaren, donde cosechó 30 victorias en seis temporadas. Finalmente, sumó 5 triunfos para Ferrari en dos temporadas y 7 para Williams en el año de su despedida.

Ayrton Senna: 41 victorias

El mayor mito de la historia de la F1 ocupa el tercer lugar en lo que a carreras ganadas se refiere. Pese a su trágica muerte, Senna tuvo tiempo de ganar en 41 ocasiones a lo largo de una década. Tras un fantástico debut con Toleman en 1984, donde logró tres podios, se subió por primera vez a lo más alto en el Gran Premio de Portugal de 1985, ya a los mandos de un Lotus.

En Lotus pasó tres temporadas y sumo sus primeras 6 victorias, pero fue en McLaren donde cosechó sus mayores éxitos. En seis temporadas en la escudería británica ganó sus tres títulos mundiales y 35 carreras. Durante los nueve años que estuvo entre Lotus y McLaren siempre ganó alguna carrera. En 1994 llegó a Williams con la intención de seguir sumando triunfos, pero un fatal accidente segó su vida en Imola.

Nigel Mansell: 31 victorias

Su extensas carrera en la F1 le lleva a ocupar la cuarta plaza de esta clasificación pese a haber ganado solo un título mundial, en 1992. Llegó a la Fórmula 1 en 1980 con Lotus, marca en la que no consiguió ganar durante sus primeras cinco temporadas en el Gran Circo. Su primer triunfo no tuvo lugar hasta 1996, en su primera temporada en Williams, donde consiguió 28 de sus 31 victorias.

Eso sí, repartidas en dos épocas. Entre 1985 y 1988 ganó 13 carreras antes de irse a Ferrari, donde pasó dos años y solo logró 3 victorias. Volvió a Williams y tras un primer año en el que fue subcampeón con 5 triunfos llegó su gran temporada: título de la F1 y 9 victorias, antes de retirarse. Volvió en 1994 para disputar cuatro carreras, logrando su última victoria en el Gran Premio de Australia, y en 1995 disputó otras dos con McLaren, pero ya no volvió a ganar.

Alonso ya está en este grupo. Con su próxima victoria igualará con Mansell, y sería absurdo descartar que pueda llegar a los números de Senna, o incluso de Prost. Lo que sí parece imposible es alcanzar los registros de Schumacher, pero Fernando tiene cuerda para rato en la F1. Por algo es historia viva de este deporte.