Alonso explica el porqué de tanta prudencia

El piloto español Fernando Alonso (Ferrari) ha comentado tras los entrenamientos del GP de Gran Bretaña que la escasa actividad que ha tenido en el circuito de Silverstone se ha debido a que era mejor guardar neumáticos ante las previsiones de lluvia que hay para el fin de semana.

En declaraciones facilitadas por Ferrari, Alonso ha explicado que dio pocas vueltas debido a la lluvia y al hecho de que, con el número limitado de neumáticos de lluvia que tienen por las normas, no tenía ningún sentido dar muchas vueltas. "Más bien es mejor guardar neumáticos, dado que la previsión para el fin de semana no es alentadora, ya que parece que todo el fin de semana habrá lluvia. En otras circunstancias, si el resto del fin de semana iba a ser seco, tal vez entonces podríamos haber dado más, pero en estas condiciones, realmente no era el caso", ha comentado.

"En mojado el coche parece muy bien, pero prácticamente es imposible decir donde estamos en comparación con los otros. Espero que al menos podamos completar unas cuantas vueltas en seco para, al menos, tener una idea aproximada del comportamiento de los compuestos blando y duro que Pirelli ha traído aquí", ha añadido.

Un pequeño susto

Respecto a su salida de pista en los últimos compases de la segunda sesión, Alonso ha comentado que el coche ha hecho 'aquaplaning' y ha perdido el control. "El alerón ha quedado dañado y ahora debemos ver si podemos repararlo", ha finalizado.

Alonso ha acabado en la décima posición de la tabla de tiempos de la segunda sesión de entrenamientos libres mientras que en la primera no ha marcado tiempo.