Alonso reduce daños y Vettel ya es líder

Sebastian Vettel se ha impuesto en el GP de Bahrein de la F1, por delante de los Lotus de Kimi Raikkonen y Romain Grosjean. Fernando Alonso finalizó en séptima posición, pero por delante de Lewis Hamilton, que ha cedido el liderato del Mundial al actual campeón.

Alonso logró sumar seis puntos en una carrera estratégica en la que Vettel dominó de principio a fin por delante de los Lotus, que acompañaron al actual campeón en el podio. Raikkonen dejó claro que su sitio está en la F1 acabando segundo tras partir desde la undécima posición, mientras que Grosjean sumó el primer podio de su carrera tras exhibir un gran ritmo en la primera parte de la carrera.

Ferrari vendió el GP de Bahrein como el último antes de la evolución definitiva de su monoplaza, por lo que el objetivo de Alonso era tratar de minimizar el mayor número de daños posible. Y así lo hizo, merced sobre todo a una salida extraordinaria en la que remontó hasta la quinta plaza. Por desgracia, su ritmo no fue el deseado y se fue viendo inevitablemente superado por gran parte de sus rivales.

Tras el tercer y último paso por boxes se encontró en octava plaza, pero el pinchazo de Button al final de la prueba le permitió sumar dos puntos más, para un total de seis. Podrían haber sido ocho si hubiese adelantado a Di Resta, pero la bandera a cuadros cayó justo cuando llegó a la estela de sus desgastadas ruedas. La noticia positiva es que Hamilton acabó por detrás del español, entregando el liderato del Mundial a Vettel.

Vuelta a 2011

El actual campeón tuva una carrera cómoda, en la que las puntuales embestidas de Kimi fueron su gran preocupación. Pero el bicampeón de la F1 volvió a demostrar que con el viento a favor es imbatible y por fin pudo subirse a lo más alto del podio, de la misma forma de la que lo hiciera en 2011 hasta en once ocasiones.

Su compañero Webber finalizó cuarto, por delante de Rosberg y el mencionado Di Resta, cuya apuesta de parar solo dos ocasiones le salió francamente bien. Alonso aguantó a Hamilton y Massa sumó sus primeros puntos al acabar noveno. La zona la cerró Michael Schumacher tras una discreta remontada.

Hamilton desesperado

Pero si el GP de Bahrein fue un calvario para algún equipo, los ejemplos fueron McLaren y Williams. Los hasta ahora líderes de pilotos y constructores tuvieron dos desastrosos 'pit stops' con Hamilton, que acabó desdesperado tras perder en boxes lo que ganaba en pista, mientras que Button se vio obligado a abandonar en el último tramo de carrera. Por su parte, Maldonado y Senna tuvieron que retirarse en la segunda mitad de la prueba.

Todo lo contrario que HRT, que volvió a ver como sus dos coches finalizaban la carrera. De la Rosa acabó vigésimo y cada vez está más cerca de los Marussia, demostrando que el proyecto español en la F1 sigue dando pasos firmes hacia adelante. La siguiente prueba será dentro de tres semanas con el Gran Premio de Barcelona celebrado en Montmeló, donde se supone que el Ferrari estará mucho más cerca de los equipos punteros.