Alonso es el rey absoluto de Singapur

Ganar en la F1 está al alcance de los elegidos y hacerlo en Marina Bay mucho más. En las cuatro ediciones en las que el Gran Circo ha visitado Singapur, el champán del vencedor ha estado reservado para un campeón del mundo (Alonso, Hamilton y Vettel), pero de ellos, Fernando es el gran dominador

El Mundial de F1 vuelve a Singapur y Alonso no puede borrar de su cara una sonrisa de oreja a oreja. Y no es para menos, el español llega como líder absoluto del campeonato y encima aterriza en el circuito en el que mejor números presenta de todos: Marina Bay.

Aunque Spa es el circuito preferido para Alonso, pero donde nunca ha ganado, es Singapur, un circuito de piloto y no de coche, donde su rendimiento siempre ha estado muy por encima de sus monoplazas. Solo así se explica que el español haya sido capaz de repetir triunfo y de hacerlo con dos coches diferentes.

El idilio de Alonso con Singapur comenzó en 2008 con Renault. Ese año el español dio la campanada y, tras partir desde la 15º posición en la parrilla de salida, consiguió un triunfo que luego quedó manchada por la maniobra de su equipo de mandar 'estrellarse' a su compañero Piquet para beneficiar al español.

Un año después, Alonso también estuvo dando guerra con un coche muy inferior al de sus rivales. El español fue tercero en carrera y sexto en calificación. Pero sin embargo, donde lo bordó fue en 2010. Ese año Alonso hizo doblete (pole y victoria) y mantuvo a raya a los intratables Red Bull de Vettel y Webber.

La temporada pasada, Alonso se quedó fuera del podio por primera vez en Singapur. Solo pudo ser cuarto.

En definitiva, los números de Fernando Alonso en Singapur son espectaculares e inalcanzables para sus rivales: dos victorias, un podio, un cuarto puesto y una pole position. De sus rivales por el título, Hamilton y Vettel le siguen con una victoria, un podio y una pole cada uno.