Gran Premio de Hungria - Alonso vuelve al sitio en el que empezó todo

Fernando Alonso llega como líder del Mundial al circuito que le trae su primer gran recuerdo en la Fórmula 1: El día de su primera victoria. Fue el 24 de agosto de 2003 a los mandos del Renault, y para colmo venció doblando al gran dominador de la época, el alemán Michael Schumacher.

Esa misma temporada había logrado en Malasia su primera 'pole' y su primer podio, por lo que la victoria parecía cuestión de tiempo. Y finalmente llegó en Hungría, convirtiendo a un Alonso de 22 años recién cumplidos en el piloto más joven de la historia en hacerse con una victoria en la F1, aunque más tarde sería superado por Sebastian Vettel.

Aquel día mucha gente supo que había contemplado el nacimiento de un campeón del mundo. Fue la confirmación de las buenas maneras que ya había presentado en Minardi en 2001, y solo hubo que esperar a 2005 para verle hacerse con su primer título. Curiosamente, su peor posición esa temporada entre las carreras que acabó tuvo lugar en Hungaroring, donde solo pudo ser undécimo.

Pero el trazado magiar todavía tenía reservada una gran alegría para Alonso. Esta vez fue en 2009, en su último año en Renault. Alonso ya tenía preparado su desembarco en Ferrari, pero eran momentos difíciles y quería darle una alegría al equipo que le dio sus dos campeonatos. Y así lo hizo. Se llevó la pole, la última en la escudería, pese a que en la carrera tuvo que retirarse.

De hecho, no ha vuelto a ganar en Hungaroring desde aquel 2003, pero con Ferrari se ha quedado más cerca que nunca, ya que en las dos temporadas anteriores finalizó en el podio. En 2010 concluyó en segunda posición, solo por detrás del australiano Mark Webber; mientras que en 2011 fue tercero, por detrás de Jenson Button y Sebastian Vettel.

Con esos precedentes, y teniendo en cuenta que cumplirá los 31 el día de la carrera, en 2012 solamente puede regalarse la victoria.