Champions League - Un 'amigo' en el debut europeo del Barça en el Camp Nou

Unai Emery afronta un nuevo reto en la Champions League en las filas del Spartak de Moscú. No obstante, el debut que deberá afrontar el técnico vasco ante el Barcelona no augura nada bueno para el exentrenador de Almería y Valencia, que tiene en los de Tito Vilanova a su hueso más duro de roer.

El sorteo de la fase de grupos no deparó la mejor de las suertes para el Spartak de Moscú en Nyon el pasado mes de septiembre. Quedar encuadrado con el Barcelona es un engorro para cualquier tipo de entrenador, pero especialmente para Unai Emery, que aún no conoce el sabor de las victorias ante los culés.

En su etapa en el fútbol español, en los que dirigió a Almería y Valencia (con el Lorca nunca llegó a enfrentarse al Barcelona), nunca pudo sacar los tres puntos, ni en casa ni a domicilio, ni en la Liga ni en la Copa del Rey, competiciones en las que Pep Guardiola siempre le apartó del camino.

Cinco empates y siete derrotas configuran una de las mayores manchas en el curriculum del entrenador del 'equipo del pueblo', lo que no augura una posible sorpresa en el Camp Nou este miércoles, por mucho que la última china en el zapato de Pep fuera el Rubin Kazán, también de origen ruso.

Mejor balance para Karpin

En su etapa de jugador, Karpin se encontró en el camino del Barcelona defendiendo la camiseta del Spartak de Moscú, llegando a celebrar goles tanto en el partido de ida como en la vuelta de la temporada 1993/94. Por fortuna para los barcelonistas, el exceltiña ya no está en los terrenos de juego, sino en el palco como director deportivo de los rusos.