Andrea Fuentes sale en defensa de Ana Tarres tras la denuncia

Andrea Fuentes, líder del equipo español de natación sincronizada, ha asegurado que algunas de las exnadadoras firmantes de una carta en la que denunciaban presuntas malas prácticas por parte de Anna Tarrés ni siquiera pertenecían al equipo español ni conocían a la anterior seleccionadora.

En unas declaraciones en el Centro de Alto Rendimiento (CAR) de Sant Cugat del Vallés, donde se ha presentado el nuevo equipo técnico de natación sincronizada, Fuentes se ha referido a una carta hecha pública por un grupo de exnadadoras en la que denuncian abusos y malos tratos por parte de Tarrés. "Entiendo la posición de cada una y cada una ha vivido sus experiencias y no me meto con las personales, porque la mitad ni las recuerdo ni estaba. Si han pasado, yo no estaba y cada uno tiene una forma de ver las consecuencias que han tenido sus actos", ha insistido.

Fuentes se ha quejado también de que los medios presten más atención a este tipo de episodios extradeportivos que al trabajo del equipo que "es mucho más importante". "Estamos en un momento en el que nos gustaría celebrar lo que hemos conseguido y no estar de duelo como parece que estemos. Simplemente queremos dar un mensaje constructivo, queremos seguir adelante, entrenar, ganar y ya está. No queremos que se nos tilde de ovejas que han sufrido bajo la tutela de un dictador, porque nosotras hemos elegido este camino voluntariamente", ha insistido.

Fuentes ha recalcado que el equipo "ha sido consciente" de cualquier cosa que haya pasado. "Hemos ido voluntarias al entreno y lo hemos pasado como cualquier deportista de elite, momentos muy duros y otros increíblemente geniales, momentos en los que sabíamos que para ganar una medalla había que llegar a ciertos puntos y lo hemos hecho orgullosísimas".

Ha bromeado cuando le han preguntado qué ocurría si alguna nadadora le llevaba la contraria a Anna Tarres. "Muere", ha dicho entre las risas de sus compañeras también presentes en la conversación. "Estamos vivas, a ver si nos entendemos... En quince años de trabajo duro no vamos a pretender que todo sea un camino de rosas y de que vamos a ir flotando por los aires como cuadrúpedos felices. Somos gente que estamos en el deporte de elite y la elite no es para todos. Ha sido muy duro y lo seguirá siendo con nuestro consentimiento", ha insistido.

Más a favor de Tarres

Otra de las componentes del equipo español de natación sincronizada, la canaria Thaïs Henríquez, ha explicado que Anna Tarrés hablaba en catalán "de natural" en los entrenamientos, pero ha querido desmentir que la antigua seleccionadora dejara fuera del equipo a las nadadoras que no entendían el catalán. "Yo he tenido que aprenderlo (el catalán) y no pasada nada. En algunos momentos es más fácil que aquí venga gente de Barcelona, sobre todo ahora con la crisis, porque las becas cuestan mucho dinero. No me he sentido maltratada por no ser catalana. Creo que no se ha sentido así nadie".