Antonio Conte, firme, dice que "siempre he sido correcto"

El entrenador del Juventus, Antonio Conte, aseguró que siempre ha sido correcto, "tanto dentro como fuera del campo" y denunció que ha sido objeto de "acusaciones difamatorias" con el fin de convertirle en la imagen del escándalo de fraude deportivo y apuestas que ha salpicado al 'calcio'.

Estas fueron las primeras declaraciones de Conte, hechas en rueda de prensa, un día después de que el Tribunal de Justicia de la Federación italiana de fútbol (FIGC) ratificara en apelación la sanción de diez meses de inhabilitación para el técnico por su implicación en dicha trama.

Lamentó, además, que pese a haber quedado absuelto en segunda instancia de una de las dos acusaciones que pesaban sobre él, la duración de la sanción no se haya visto reducida.

La inhabilitación de diez meses a Conte en primera instancia llegaba por no informar a las autoridades del amaño de dos encuentros cuando era entrenador del Siena en la temporada 2010-2011 en los que la equipo toscano jugó contra el Novara y el Albinoleffe, cuando militaba en la Segunda División.

Absuelto, pero con la misma sanción

Pero el ahora entrenador del Juventus quedó absuelto de la acusación del encuentro con el Novara debido a las contradicciones mostradas por quien sacó a la luz su nombre en este escándalo, Filippo Carobbio, jugador suyo en la época de los hechos.

"Se desestima una de las acusaciones, mientras que en el caso del Albinoleffe-Siena se me imputa que es imposible que no lo supiera ¿Me podéis explicar vosotros que significa eso?", aseveró.

El técnico calificó todo el asunto de "algo nuca visto" y de "absurdo" y subrayó que nunca en su vida ha realizado apuestas, mientras consideró que sus declaraciones "son más creíbles que las de alguien como Carobbio, que participaba en el amaño de partidos".

Asimismo, Conte se refirió a las declaraciones de uno de los miembros del organismo que se ocupó de juzgar su caso, Piero Sandulli, quien tras la confirmación de la sanción afirmó que al técnico del Juventus le había salido bien.

"La guinda del pastel ha sido la intervención de un componente de la comisión que me juzgó. Este señor debería respetar las reglas o, al menos, hacerlas respetar. En cambio hace declaraciones inoportunas que me llevan a pensar que existe una cuestión personal por parte de este señor", afirmó el técnico del Juventus.

Cacería de brujas

Las declaraciones de Conte, que durante su comparecencia ante los medios se mostró visiblemente contrariado, se suman a las realizadas por el presidente del Juventus, Andrea Agnelli, quien tras el veredicto en apelación denunció que las acciones que lleva a cabo la Justicia deportiva cada vez se asemejan más a una "caza de brujas".

"La sentencia confirma las peores sospechas sobre el asunto en el que se ha visto envuelto Antonio Conte por hechos supuestamente ocurridos cuando pertenecía a otro club", indicó Agnelli, quien agregó: "durante muchos meses he observado esta situación con incredulidad, acompañada por un creciente desconcierto, por una Justicia deportiva que se parece cada vez más a una caza de brujas".

La sanción de Conte se enmarca dentro del escándalo por la existencia de una trama, con ramificaciones en el extranjero, que condicionó o intentó condicionar durante varios meses y hasta la temporada 2010-2011 los resultados de algunos partidos de varias categorías del fútbol italiano.

La investigación por la Justicia ordinaria continúa, mientras que por la vía deportiva ya se han celebrado varios procesos deportivos, viéndose implicados varios clubes y jugadores tanto de la Primera como la Segunda División, así como de categorías inferiores.