Un sabotaje aplaza el Rayo-Real Madrid

El Rayo-Madrid ha quedado aplazado al aparecer el estadio de Vallecas con los cables de la luz cortados en acto de sabotaje. La Liga de Fútbol Profesional ha confirmado que el partido se jugará a las 19:45 horas.

Raúl Martín Presa, presidente del Rayo, manifestó que el Rayo fue víctima de un sabotaje de unos desalmados que cortaron los cables. "Unos vándalos cortaron los cables. No es culpa nuestra; desgraciadamente por una acto vandálico no vamos a poder disfrutar de esta fiesta. Se ha hecho un daño tremendo a nuestra afición".

El precio de las localidades para los socios, 25 euros, podría ser una de las razones por las que el Rayo habría sido víctima de este sabotaje. Martín Presa no quiere darle mucha validez a esta hipótesis: "Quiero pensar que no tiene nada que ver con el precio de las entradas para los abonados".

La Delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, habló así de las causas del apagón: "Puede que haya sido un sabotaje, pero hay que ser prudentes. Hay que averiguar de quién es la responsabilidad".

Conflicto por el horario

Miguel Pardeza ha afirmado con rotundidad que el Real Madrid hubiera preferido jugar el encuentre el lunes a las 17:00 horas, pero el Rayo no estaba dispuesto a hacerlo. "Si nos preguntan por jugar a las 17:00 horas, yo me niego porque la gente no va a poder venir a ver el partido. Lo importante es que nuestro publico pueda venir a vernos", dice Paco Jémez. Finalmente, la LFP ha confirmado que el partido se jugará a las 19:45 horas.

Los aficionados de Rayo no pudieron acceder al estadio al no poder asegurarse que éste se pudiera celebrar por este contratiempo. Sí permanecieron en el estadio vallecano los ultras del Real Madrid, quienes accedieron al mismo antes para evitar incidentes con la afición rival.